Suiza: “Abrazos permitidos” La pandemia pone de relieve la importancia social de los abuelos

Los abuelos pueden volver a abrazar a sus nietos, pero no pueden cuidar de ellos. El anuncio realizado por Daniel Koch –máximo responsable del Gobierno suizo en la lucha contra la COVID-19–, ha dado la vuelta al mundo y ha inquietado enormemente a la gente mayor. La pandemia pone de relieve el importante rol social que los abuelos desempeñan en nuestra sociedad.  

Heidi Klossner Biglen tiene 62 años y vive en el cantón de Berna. Después de dos meses sin poder ver a sus nietos debido a la pandemia, le alegró mucho escuchar a Daniel Koch, el jefe de la unidad de crisis del Gobierno federal, que nuevamente podía tomarlos en sus brazos.

Un día cada dos semanas, Heidi Klossner Biglen y su marido cuidan de sus nietos. El tiempo que pasan con ellos les permite verlos crecer y tener experiencias personales. “Aprendemos de ellos y ellos, de nosotros”, resume la abuela.

Hace una semana que Barbara Müller*, de 63 años, ha vuelto a cuidar de su nieto. Para ella la declaración de Daniel Koch tuvo un efecto liberador. Barbara Müller nunca habría dejado de ver a su nieto por iniciativa propia, pero cedió a la presión social. “Conozco a muchos abuelos, y todos han renunciado a cuidar de sus nietos”, cuenta.

La crisis del coronavirus ha puesto de relieve el importante papel social que en Suiza desempeñan los abuelos. Solo en términos económicos, el valor anual de los servicios de guardería voluntaria que prestan las personas mayores se estima en unos 8 000 millones de francos.  

Una recomendación controvertida

Daniel Koch ha afirmado que los abuelos pueden volver a abrazar a sus nietos, pero que todavía no pueden cuidarlos. Una recomendación que ha dado la vuelta al mundo y ha recibido críticas. Los responsables de la unidad de crisis se basan en un estudioEnlace externo que constata que las células de los niños pequeños tienen muy pocos receptores que permiten que el coronavirus llegue al organismo.

La Oficina Federal de Salud Pública (OFSP) nos ha indicado que Daniel Koch pretendía poner fin al sufrimiento de los abuelos y sus nietos. Que ha tenido en cuenta tanto el riesgo de infección como el estrés psicológico de los abuelos, y ha llegado a la conclusión de que los abrazos están justificados para aliviar a los niños y a los ancianos.

Sin embargo, un portavoz de la OFSP ha precisado que se trata de un simple abrazo, “una presión”. Y que se desaconsejan tanto el cuidado de los nietos como las visitas más largas.

De momento no existe un consenso internacional sobre el papel que los niños tienen en la transmisión del virus y sobre qué hacer al respecto. Cada país realiza sus propias recomendaciones.

FUENTE: www.swissinfo.ch

Se el primero en comentar en "Suiza: “Abrazos permitidos” La pandemia pone de relieve la importancia social de los abuelos"

Deja un comentario

Su dirección de correo no será publicada.


*