Más de dos tercios de los restaurantes en Suiza han reabierto desde el 11 de mayo, pero muchos luchan por sobrevivir bajo las restricciones que han impuesto por las autoridades para evitar contagios del COVID-19.

Las autoridades suizas han permitido la reapertura de los restaurantes desde el pasado 11 de mayo bajo estrictas condiciones de distancia, en el marco de las medidas para evitar nuevos contagios de COVID-19. 

GastroSuisse argumenta que algunas medidas son demasiado estrictas, lo que impide que los restaurantes obtengan los ingresos necesarios para sobrevivir. Entre las reglas dispuestas destacan dos que impiden el desarrollo normal de sus actividades: 

– Mantener un espacio mínimo de dos metros de distancia entre las mesas y

– que en cada mesa haya un máximo de 4 clientes.  

FUENTE: www.swissinfo.ch

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí