La semana que viene el movimiento se reúne con Arbeleche.

El movimiento de productores rurales Un Solo Uruguay (USU) –conocido en sus inicios como los “autoconvocados”– compartió este miércoles una especie de afiche en las redes sociales con una crítica al gobierno. “No vamos a subir impuestos”, dice, aludiendo a una promesa de campaña del actual gobierno, y luego subraya que subieron el gasoil, la contribución –que en realidad es un tributo departamental–, el impuesto al Patrimonio y el de Primaria, además de las tarifas de UTE, Antel y OSE. “¿En serio?”, se pregunta al final.

Marcelo Nougué, integrante de USU, dijo a la diaria que “por la vía de los hechos”, a muchos sectores, sobre todo los productores más chicos del sector agropecuario, que tributan por el Impuesto a la Enajenación de Bienes Agropecuarios, “se les han quitado algunas posibilidades que tenían”.

A principios de julio USU había solicitado una reunión con Azucena Arbeleche, cabeza del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), para plantearle propuestas de “reactivación económica”. Nougué confirmó que lo llamaron de la cartera para coordinar una reunión con la jerarca para la semana que viene, y subrayó que así “se abre un camino de diálogo” que hasta ahora no habían tenido “ni con el Ejecutivo anterior ni con este”. “Nuestro objetivo siempre es aportar y proponer. Con el gobierno anterior no habíamos tenido ninguna posibilidad de hacerlo, y ahora se empezó a abrir el camino”, subrayó.

Nougué agregó que los cambios que planteó USU como “necesarios”, de los cuales muchos “fueron acordados en campaña”, todavía “no se están dando”, e incluso “algunas están yendo en contra”. Destacó que el movimiento fue el primero en decir que no debían subirse las tarifas públicas. Aunque para 2020 la decisión ya se tomó, USU quiere plantearle al MEF “cómo bajar o no subir” las tarifas.

Por ejemplo, propondrán, entre otras cosas, que “la tarifa comercial no exista más y que todos paguen la misma”. Sostuvo que hoy “cualquier comercio paga como tasa básica de los servicios públicos un disparate”. “Una tienda que tiene un baño para el uso de la gente que trabaja ahí paga más agua que una casa de familia con jardín. Entonces, hay que empezar a aflojar en cosas que no tienen lógica. Si bien es una costumbre de Uruguay, de muchísimos años, que todo tipo de empresa pague una tarifa cara, hay que empezar con una lógica diferente, porque si no, muchos van a quedar por el camino”, afirmó.

Otra de las propuestas que llevará USU al MEF es que se ponga en marcha una “política de repatriación de capitales”. Subrayó que ya en el gobierno pasado el entonces ministro de Economía, Danilo Astori, planteaba que había “entre 18 y 20.000 millones de dólares uruguayos tanto afuera del país como en los colchones, o sea, en las casas”, y eso es “plata bien habida, que se generó con negocios”.

Por lo tanto, “hay que generar una política”, porque “hoy muchos empresarios quieren traer esos dineros a Uruguay y no tienen forma de ingresarlos”. “En vez de pensar solamente en inversores extranjeros, ¿por qué no pensar en los inversores uruguayos que quieren volver a invertir acá? Darles condiciones para que lo traigan, pagando, obviamente, un impuesto”, finalizó.

FUENTE: LA DIARIA – FOTO: https://revistaverde.com.uy/

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí