El salteño Luis Suárez, actual jugador del Barcelona, viajó a Italia, a la ciudad de Perugia, para realizar el examen de italiano pensando en obtener la nacionalidad de dicho país, para de esa forma poder jugar, posiblemente, en la Juventus de Turín, donde sería compañero de los neohelvéticos Rodrigo Bentancur y Franco Israel.

Un día después de que Ronald Koeman, entrenador del Barcelona, dijera que si el uruguayo no logra finiquitar su rescisión y se queda “será un jugador más del plantel”, el goleador de 33 años entrenó junto a sus compañeros de mañana y tomó un vuelo hacia Perugia sobre las 13:15 horas de España en el aeropuerto catalán de El Prat.

Suárez aprobó el examen B1 y ahora será cuestión de días para conocer más detalles sobre la salida del uruguayo hacia el fútbol italiano.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí