Nueva Helvecia cuenta con nuevos quesos artesanales: Camembert de Colonia Suiza

Raquel Troche, es Licenciada en Ciencia y Tecnología de Lácteos de la UTEC, y vinculada a las industrias lácteas desde hace 27 años, siempre en la parte de calidad y laboratorio. Desde hace 5 meses se dedica a la producción artesanal de quesos Camembert (de origen francés de pasta blanda, untuosa y suave). Su proyecto, como el de muchos otros emprendedores comenzó para consumo familiar, probando entre su círculo de amistad “algún amigo que le gustaba, lo empezaron a probar, les empezó a gustar, comenzaron a pedir, fue aceptado empecé de a poquito y cada vez más”.

HELVECIA dialogó con la emprendedora radicada en la colonia suiza Nueva Helvecia, quien decidió apostar a esta nueva iniciativa aprovechando su experiencia en el sector y su pasión por el queso.

“Hace aproximadamente cinco meses arranqué como un hobbie, me quise largar, experimentar quise aplicar un poco lo que estudié y desarrollar un producto novedoso” nos cuenta Raquel, quien comenzó en la producción de los quesos Camembert casi a ciegas, “ya que en nuestro país es como que mucho no se sabe, o no te dicen, te la tenés que arreglar, probando, ya que los que desarrollan estos tipos de quesos o son fábricas que tienen contacto con gente de Francia o vienen y enseñan, generalmente trabajan un poco así, son de origen francés o contratan técnicos de allá que vienen y capacitan a la gente”.

Le consultamos a Raquel si existe diferencia entre el queso original de Normandía, Francia, y los que se hacen aquí, desde la producción y el resultado final, “El queso Camembert tiene la denominación de origen de ese lugar y se elabora con determinada características, con determinada leche, nosotros en Uruguay este tipo de queso no lo podemos elaborar con leche cruda, -ya que aquí no está permitido por legislación- en su país de origen se elabora con leche cruda, entonces ya ahí partimos de una diferencia, sobre todo en el sabor, porque no es lo mismo trabajar con leche cruda que con leche pasteurizada. Hoy por hoy es más fácil pero antes era difícil conseguir los fermentos que se utilizan para este queso, ya que eran pocas las empresas que se dedicaban a este tipo de producto”.

Este, al ser un producto artesanal y de partidas cortas, se le nota el sabor, en la textura del queso, “mi propósito es lograr que tenga la característica de ese queso, porque un lote igual a otro lote al trabajar artesanalmente, es difícil, no está estandarizado, logras características; pero no son todos los quesos iguales”. En nuestro país no hay muchas empresas que vendan el producto, en Nueva Helvecia son los primeros que se dedican a la producción de los Camembert.

En la industria una de las finalidades es lograr la homogeneidad del producto, este es un queso que se trabaja con muchas bacterias, con hongos, y es difícil combinar todo eso, “entonces yo voy también un poco experimentando, evaluando, dando vida útil según como queda el queso y seguramente la vida útil de mi producto no es la misma que uno de industria, porque lo voy manejando según como me queda la producción, expresa la emprendedora neohelvética. “Estoy probando también el mercado porque hay gente que sale y está acostumbrada a consumir, que viaja y conoce, sabe, entonces busca un tipo de producto y hay gente que recién compra y busca otro tipo, más cremoso, suave”.

En la producción de quesos, como así de otros productos artesanales, en general de partidas cortas, se hace énfasis en la calidad, y tienen un valor agregado que es el proceso natural, sin químicos, vinculado estrechamente a un estilo de vida más sano que día a día suma más adeptos.

Los orígenes

El Camembert es un queso de origen francés de pasta blanda, untuosa y suave. Se trata de una denominación genérica para este queso, que actualmente se elabora en todo el mundo. Francia no ha solicitado la protección del término genérico «camembert», pero sí de uno en particular, que es el Camembert de Normandie (AOC y DOP).

En origen, el camembert proviene de la región francesa de Normandía, departamento de Orne, específicamente de un municipio homónimo. Su creadora fue Marie Harel, una campesina de la población de Vimoutiers.

Se llama simplemente camembert a cualquier queso similar fabricado en otros lugares del mundo. Un camembert fermier, en cambio, es un queso fabricado específicamente en Normandía. El camembert au calvados es una especialidad fabricada en Normandía. El camembert de Madame Clément está fabricado en Québec (Canadá).

El Camembert de Normandía se comenzó a fabricar en 1791 por Marie Harel, siguiendo los consejos de un sacerdote de Brie que durante la Revolución francesa se refugió en su casa. Era una granjera de la ciudad de Camembert, cerca de Vimoutiers en el departamento de Orne. Este queso se popularizó cuando se inauguró la línea ferroviaria París-Granville (1855), Marie Paynel, hija de Marie Harel, entregó a Napoleón III un queso camembert. Al emperador de Francia le gustó e hizo que se lo llevaran con asiduidad al Palacio de las Tullerías.

Desde 1880 se envasa en pequeñas cajas de madera, lo que facilitó su transporte a largas distancias. En 1910 sufrió otro cambio, y es que la corteza, que era azulada, pasó a ser blanca, gracias a la introducción del moho Penicillium candidum.

Ahora, Nueva Helvecia cuenta con otro producto del cual podemos sentirnos orgullosos, el Camembert Colonia Suiza.

Productor: Raquel Troche
Marca: Raka
Contacto: 098 821 400.

Este espació será una constante en HELVECIA, intentando difundir los emprendimientos de los queseros artesanales del departamento de Colonia. Contacto para notas de difusión: 091 430 652 – helveciadiario@gmail.com


Se el primero en comentar en "Nueva Helvecia cuenta con nuevos quesos artesanales: Camembert de Colonia Suiza"

Deja un comentario

Su dirección de correo no será publicada.


*