El proyecto aprobado “prohíbe la utilización de artículos pirotécnicos sonoros o artefactos de estruendo destinados al uso domiciliario, o para cualquier otra finalidad”.

La zafra de fuegos artificiales está por empezar y esta vez los estruendos legislativos se sintieron antes que el olor a pólvora. La Junta de Flores, siguiendo a la de Río Negro, prohibió el lunes el uso de pirotecnia sonora. La medida es criticada por empresarios que buscan adaptarse a las nuevas exigencias mientras los diputados prevén otra ley para el año próximo.

El proyecto aprobado por 30 votos en 31 “prohíbe en todo el territorio del departamento de Flores la utilización de artículos pirotécnicos sonoros o artefactos de estruendo destinados al uso domiciliario, o para cualquier otra finalidad”. Además, impide “la exposición y/o venta de material de pirotecnia sonora o artefactos de estruendo en todo espacio público del departamento”, pero establece excepciones para “actividades desarrolladas en el marco de espectáculos públicos o privados que utilicen exclusivamente pirotecnia lumínica, no sonora, que se encuentre debidamente autorizada por la autoridad con jurisdicción competente”.

La multa por incumplimiento va de 5 Unidades Reajustables (UR) a 200 UR, lo que equivale a $ 258.288. La intendencia de Flores queda habilitada para “la confiscación inmediata del material y todos los bienes relacionados con la actividad prohibida que fuese desarrollada en la vía pública”.

El proyecto es del intendente nacionalista Fernando Echeverría, quien se había comprometido a implementar esta medida ante Mi Mundo Azul, una asociación que trabaja en la concientización del autismo. “La manipulación de estos productos tiene riesgos de incendios, ruidos molestos, daños materiales, lesiones graves e invalidantes y en muchos casos muerte de personas y animales”, dice la exposición de motivos del proyecto. Además, sostiene que “la gran mayoría de las personas con TEA son hipersensibles al sonido, lo que hace que los ruidos considerados fuertes se tornen insoportables para ellos”, y destaca que también afecta a “los ancianos, bebés, algunos niños y animales”.

Proyectos.

Río Negro prohibió en julio la venta y exposición de pirotecnia sonora en todo el departamento y su uso en espectáculos públicos. El diputado blanco Gastón Cossia informó que hay una reciente resolución del municipio de Salinas, Canelones, que inhabilita la venta de estos productos en la vía pública, y agregó que se están estudiando proyectos similares en Paysandú, Soriano y Rocha.

Cossia presentó tres proyectos de ley que prohíben la pirotecnia, tanto la sonora como la no sonora, con la excepción de espectáculos autorizados por la autoridad competente y bajo la supervisión de técnicos prevencionistas.

Por otra parte, la diputada cabildante Silvana Pérez Bonavitta presentó un proyecto de ley que prohíbe el uso de artefactos de estruendo pero habilita los “lumínicos sin estruendo”. Ambas iniciativas serán estudiadas en 2021.

Reacción.

Las empresas importadoras de pirotecnia cuestionan este tipo de medidas y cinco presentaron una carta ante la Junta de Tacuarembó. “Uruguay es un país con democracia plena y prohibir una tradición tan fuerte no está acorde a cómo vivimos los uruguayos”, dice la carta fechada el 10 de agosto y firmada por ZigZag, Monster, Arco Iris, Mundo Pirotécnico y Chispa. “Creemos y solicitamos no prohibir sino reglamentar y que se nos permita ser parte del proyecto”, agregan las empresas. La Junta de Tacuarembó archivó el plan que estaba estudiando.

El empresario Gustavo Prato, dueño de ZigZag y Mundo Pirotécnico, dijo a El País que le gustaría haber sido escuchado por las Juntas que cambiaron la reglamentación y agregó que buscará aportar al proyecto de Pérez Bonavitta.

FUENTE: EL PAÍS.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí