El temporal Filomena ha colapsado gran parte de España y deja un manto blanco en distintas comunidades del centro y este de España en las que a coches inmovilizados por la nieve, desperfectos en cubiertas o árboles caídos se unen imágenes insólitas de personas esquiando por vías principales como el Paseo de la Castellana de Madrid.

El ministro de Transportes, José Luis Ábalos, ha pedido este sábado a los ciudadanos que ante las grandes nevadas, el temporal más intenso de los últimos 50 años, permanezcan en sus domicilios y eviten desplazamientos porque “la situación es grave”, una petición a la que se ha sumado el titular del Interior, Fernando Grande-Marlaska, en una rueda de presa conjunta.

Según ha señalado Grande-Marlaska, el servicio de Protección Civil está preparado para apoyar los servicios esenciales, entre los que ha destacado el reparto de vacunas, los trasplantes de órganos o las diálisis -además del resto de prestaciones sanitarias- en “situaciones tan extraordinarias como estas”.

El temporal de frío y la borrasca Filomena, que afectan principalmente al centro y este de España, ha causado incidencias en la red de carreteras, trenes, en el aterrizaje y despegue de aviones, además de en la navegación.

Según el último balance de la Dirección General de Tráfico, tres carreteras permanecen cortadas en la red principal, una en Girona y dos en Toledo, junto a 45 en la red secundaria, mientras que ya son obligatorias las cadenas para circular en 611 vías y puertos, cien de ellos de la red principal.

Sigue restringido el tráfico a los camiones en la A3 en Valencia, la A50 en Ávila y todas las carreteras de la Comunidad de Madrid.

La consecuencia más grave por el momento del temporal es la muerte de un hombre de 54 años en Madrid que ha sido encontrado en su coche sepultado por la nieve en la localidad de Zarzalejo, según ha informado la delegación de gobierno y de dos personas en una riada entre Mijas y Fuengirola (Málaga).

Setenta vehículos y 150 militares de la Unidad Militar de Emergencias (UME) están desde ayer por la tarde dedicados a labores de rescate y asistencia ante los efectos del temporal centrados en Madrid, donde se esperan refuerzos.

Según han informado a Efe fuentes de la Agencia Estatal de Meteorología, la nevada que ha caído en Madrid es la mayor desde 1971 y ha dejado 33 litros por metro cuadro en forma de nieve en las 24 horas previas a las 07.00 horas de hoy.

En la capital, en alerta máxima, no es posible circular por las carreteras de la ciudad, donde la acumulación de nieve ha llegado a los 60 centímetros de espesor y aún hay gente atrapada en sus vehículos a la que se está intentando auxiliar.

San Martín de Valdeiglesias, Cadalso de los Vidrios, Villa del Prado, Rozas de Puerto Real, Navalcarnero y Cenicientos son algunos de los municipios del oeste de la región que han quedado incomunicados por la borrasca, además de pueblos de la Sierra Norte de Madrid, como La Hiruela, Puebla de la Sierra y Prádena.

Además, la fuerte nevada ha dejado numerosos domicilios de la comunidad sin agua, debido a la congelación de las cañerías, sin luz y sin calefacción con temperaturas en el exterior por debajo de los cero grados, según han comentado a Efe varios de los afectados.

Se vive una situación “muy grave”, según ha señalado el alcalde de la capital, José Luis Martínez Almeida, por lo que ha pedido a los madrileños que no salgan a la calle. La “prioridad”, para el regidor, son las personas atrapadas.

El Plan Territorial de Protección Civil de la Comunidad de Madrid (Platercam) intentará liberar los ejes de movilidad principales de Madrid: la M-30, ejes norte-sur como el Paseo de la Castellana, ejes transversales y accesos a los hospitales a lo largo del día.

Desde ayer 4.000 trabajadores del Ayuntamiento han realizado labores en más de 16.000 kilómetros de calles y vías, han esparcido más de 5 millones de kilos de sal y medio millón de litros de salmuera.

Desde la noche del viernes, el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas permanece cerrado debido a las malas condiciones de las pistas y de visibilidad.

Renfe ha suspendido todos sus trenes con destino o salida en Madrid (de media y larga distancia) durante el sábado así como los servicios de Cercanías de la Comunidad de Madrid, debido a averías generalizadas en las estaciones de tren, según ha informado Adif que ha reseñado que los trabajos para solucionarlo, debido a la ventisca han resultado “infructuosos”.

Por otro lado, el Centro de Emergencias Castilla y León ha gestionado 188 avisos relacionados con la meteorología adversa y 157 camioneros han tenido que pasar la noche en Arévalo (Ávila), donde se sitúa una de las trece “áreas de embolsamiento” habilitadas en seis provincias de Castilla y León.

Soria ha pasado en la mañana de hoy a Fase de Alerta a Fase de Preemergencia mientras que están en Fase de Alerta las de Cordillera Cantábrica y Meseta en la provincia de León, y la de Meseta en Zamora.

Unos 27.000 abonados de Castilla-La Mancha se encuentran sin suministro eléctrico desde las 11.00 horas de este sábado, debido a la nieve y de ellos más de la mitad, hasta 18.500, se encuentran en municipios de la provincia de Toledo.

El temporal de nieve, lluvia y viento impide la circulación de trenes de alta velocidad en la Comunidad Valenciana, ha provocado el corte del suministro eléctrico en una zona Benagéber (Valencia) y ha hecho necesario también el cierre del puerto de Gandía y de forma parcial del de Valencia.

Según ha informado Protección Civil, cerca de 400 camiones siguen retenidos en distintos puntos de la comunidad tras la suspensión de la circulación en varias vías para garantizar la seguridad.

Durante la madrugada el temporal ha llegado también a la zona sur Cataluña, donde se han acumulado hasta 30 centímetros de nieve aunque por el momento no se han registrado incidencias ni ha habido vehículos atrapados y apenas ha nevado en el área de Barcelona.

Sin embargo, la Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM) se queja de que unos 20.000 camiones, que son los que cruzan diariamente por Cataluña, están pendientes de que la Generalitat autorice la circulación.

Prácticamente, todas las carreteras de Aragón están afectadas por la nieve y aunque la situación está “controlada con dificultad”, según ha afirmado la consejera de Presidencia del Gobierno aragonés, Mayte Pérez, se prevé que aumenten las complicaciones a lo largo de la jornada, aunque no se descarta recurrir a la Unidad Militar de Emergencias (UME).

Mientras que las compañías navieras Balearia y FRS han suspendido hoy, por tercer día consecutivo, las salidas programadas entre los puertos de Ceuta y Algeciras (Cádiz) debido a los efectos del temporal Filomena con rachas de viento muy fuertes en la zona.

Las intervenciones de la Guardia Civil en el marco de este temporal han permitido auxiliar a 799 personas en 165 operaciones y evacuar a 418 en cinco actuaciones.

FUENTE: AGENCIA EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí