Después de la peor nevada en medio siglo en Madrid y en amplias zonas del centro y del este peninsular, este domingo comienzan a bajar los termómetros, con temperaturas siberianas a partir del lunes. Este nuevo zarpazo del invierno llega a una capital paralizada y con algunas zonas en estado calamitoso, que tardará días en volver a normalidad.

El Ayuntamiento incluso estudia solicitar la declaración de zona catastrófica, ha dicho este domingo el alcalde, José Luis Martínez-Almeida. Calles cortadas por árboles caídos y casi todas las vías, principales y secundarias, anegadas por una nieve que se convertirá en hielo salvo que un volcado masivo de sal lo impida, hospitales medio aislados y servicios de socorro a los que les resulta muy difícil moverse. Este el panorama que se abre a partir de ahora, cuando empieza una inusual y muy adversa ola de frío durante la que se puede batir la temperatura más baja jamás registrada sin que las autoridades regionales o municipales hayan trazado un plan preciso de actuación, más allá de dejar encendida la calefacción en los centros educativos. El dispositivo para enfrentarse a la nevada ya fue improvisado, con pocas quitanieves y bomberos reclutados a última hora.

Filomena será historia este domingo, pero la situación meteorológica seguirá siendo grave. Tras la nevada del siglo, vendrá una ola de frío con mínimas por debajo de -10 grados en amplias zonas del interior, especialmente en la zona centro y la meseta sur. Las intensas heladas nocturnas y un ambiente diurno muy frío favorecerán la persistencia de la capa de nieve (o hielo) en muchas zonas durante toda la semana, avisa el portavoz de Aemet. En Valladolid, Palencia, Burgos, Soria, Salamanca, Teruel, Cuenca, Albacete o Toledo, los termómetros rondarán los -10 ºC, mientras que en la capital se puede llegar a bajar de dicha cota, “algo realmente inédito que solo ha ocurrido en una ocasión en los últimos 100 años”, señala el meteorólogo. Este domingo, las últimas previsiones lo dejan en -8º. Al final, “todo dependerá de la cantidad de nieve que quede en el suelo, un factor fundamental para el enfriamiento nocturno”, matiza Del Campo.

FUENTE: www.elpais.com

Video desde Madrid: Rommy Artigas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí