El golero neohelvético Franco Israel, que milita en la Juventus de Italia, sufrió la semana pasada una fractura en la cara debido a un rodillazo durante un entrenamiento.

Por ello es que posteriormente fue intervenido quirúrgicamente y por suerte todo salió bien.

Se estima que dentro de unos 10 días podrá volver a entrenar solo y sin pelota mientras que dentro de unos 40 días podría entrenar con normalidad. Para facilitar la recuperación utilizará una máscara como la que usan los jugadores que sufren una fractura en la nariz.

¡Arriba Franco!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí