El Colectivo Feminista de Nueva Helvecia convoca a las mujeres a marchar este lunes 8 de marzo a las 19hs desde el Liceo hasta la Plaza de los Fundadores.
Días después del 8M de 2020, el COVID-19 arrasó con el país, paralizándolo todo a su paso. Un año después, en el marco del 8 de marzo de 2021, la Intersocial Feminista convocó a un paro de mujeres de 24hs. A raíz de esto, la vicepresidenta de la República,
Beatriz Argimón, dijo a Subrayado que no era oportuno realizar un paro “en estas instancias”.
El recientemente gestado colectivo Feministas Nueva Helvecia creen que el paro es una medida necesaria: el que “un día entero las mujeres detengan sus actividades, implica visibilizar nuestra labor diaria”, dijo Delfina Guirín en representación del grupo. No comparten las palabras de la vicepresidenta, “la lucha social no puede catalogarse de oportuna o inoportuna”.
Para la marcha convocada este 8 de marzo, las medidas sanitarias no pueden evadirse.
Varias compañeras fueron designadas en un rol de “autodefensa” para cuidar cada detalle. Las medidas a tomar son: armado de filas de tres personas separadas por cintas violetas de dos metros de largo para asegurar la distancia física, además de repartir alcohol en gel y asegurar que se use tapabocas.

Un poco de historia
El 8 de marzo de 1857, miles de mujeres que trabajaban en la industria textil ocuparon las calles de Nueva York en protesta: pedían salarios más justos y condiciones laborales más humanas. Fue una de las primeras manifestaciones y abrió las puertas a las protestas, huelgas y sindicatos que le sucedieron.
Medio siglo después, el 8 de marzo de 1908 y bajo el lema “Pan y Rosas”, 15.000 mujeres salen a la calle en reclamo de un aumento de salario, recorte de horario laboral, derecho al voto y la prohibición del trabajo infantil. Al año siguiente, en Estados Unidos se celebró el Día Nacional de la Mujer el 28 de febrero.
En 1910, durante la II Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas realizada en Copenhague, Clara Zetkin propuso conmemorar un “Día Internacional de la Mujer Trabajadora”. Tal propuesta fue aprobada y el 19 de marzo de 1911 se conmemoró por primera vez en Europa. Seis días después la tragedia tomó lugar.
El 25 de marzo de 1911, 123 trabajadoras textiles y 23 hombres perdieron la vida en un incendio en la fábrica de Triangle Shirtwaist en Nueva York. 70 personas fueron heridas. Este hecho no hizo sino impulsar a las mujeres a continuar con su lucha.
En Rusia, con la caída del último Zar, las mujeres organizan una huelga el 23 de febrero de 1917 en el calendario juliano –en el calendario gregoriano fue el 8 de marzo–, exigiendo mejores condiciones de vida. Reemplazado el zar por el un gobierno
provisional, se les concedió a las mujeres el derecho al voto.
La ONU declaró el Día Internacional de la Mujer el 8 de marzo de 1975.

La lucha no termina
En 2020, la pandemia acarreó con lo que creíamos normal y el gobierno uruguayo exhortó a la población a quedarse en sus hogares. Sin embargo, la casa no es un lugar seguro para todas. El último fin de semana de mayo del mismo año, dos mujeres fueron asesinadas y otras dos fueron heridas gravemente por parejas y familiares. Las llamadas a la línea 0800 4141 se dispararon.
Al mismo tiempo, se llevaba a cabo una investigación sobre un círculo de explotación sexual de adolescentes que involucra a 33 hombres influyentes, entre ellos, profesores y un ex juez de menores.
En la localidad de Nueva Helvecia, Colonia, un grupo de mujeres comenzó a reunirse a mediados de febrero y formó el Colectivo Feministas Nueva Helvecia. Actualmente está integrado por 57 mujeres. “Entendíamos que las mujeres neohelvéticas necesitan saber que no estamos solas. A través de una red podemos apoyarnos para salir de las condiciones que nos hacen sentir aisladas y vulnerables”.
“Es urgente la erradicación de la violencia machista”, comentó Delfina. “Nos asesinan, violan, desaparecen para la trata, nos explotan, nos someten y humillan; pero ya no más, el patriarcado se va a acabar”. El colectivo invita a la comunidad a mirar la realidad desde “los lentes violetas” y a sentir y apropiarse de la causa colectiva. “Las mujeres estamos alerta y conscientes de que aún quedan luchas que dar y conquistas que alcanzar”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí