Ante la llegada a nuestro país de las vacunas contra el covid-19, se ha presentado esta duda entre los trabajadores: ¿mi jefe me puede obligar a vacunarme?, ¿me puede despedir si decido no vacunarme?

En primer lugar, debemos tener en cuenta que la Constitución de la República consagra el derecho a la libertad, y que “nadie será obligado a hacer lo que no manda la ley”. A su vez, tenés derecho a decidir sobre tu cuerpo.

Además, la Constitución señala que los derechos fundamentales (como la salud o el trabajo) sólo se pueden limitar por ley, y como la obligación a la vacunación puede ser entendida como una limitación a tu salud o trabajo, se requiere una ley para que pueda exigirse.

El decreto-ley N° 15.272 indica las ocho vacunas que son obligatorias, y al día de hoy la vacuna contra el covid-19 no es obligatoria en nuestro país.

Por otro lado, debemos tener en cuenta que tu empleador tiene poder de dirección de la empresa, tiene derecho a la libertad de empresa, y a su vez tiene un rol de guardador de salud y seguridad en el ámbito laboral.

Dicho esto, que no exista al día de hoy una ley formal que obligue a los trabajadores a vacunarse, no determina que tu jefe no pueda exigirte la vacunación. ¿Por qué decimos esto? Porque los derechos de la Constitución están en pie de igualdad, es decir, todos tienen la misma jerarquía. Quiere decir que tu derecho a la libertad o a la salud no es más o menos importante que el derecho al trabajo que tiene tu jefe.

Hay que atender el caso concreto para poder dar una respuesta.

Se pueden presentar diversas situaciones:

– Si partimos de la idea de que el empleador puede exigirte la vacuna, y como trabajador te negás, podrías estar incumpliendo el contrato de trabajo y tu jefe podría despedirte, debiéndote abonar la indemnización correspondiente.

– Por otra parte, si entendemos que el empleador no puede exigirte la vacuna, no se genera un incumplimiento de tu parte, por lo que un despido sería discriminatorio o abusivo.

Para finalizar, también puede suceder -si se determina que la vacunación es obligatoria en el ámbito laboral- que tu empleador pretenda sancionarte por no vacunarte. En este caso, la sanción no sería legítima porque no estaríamos ante una falta laboral.

En conclusión, no podemos dar una respuesta genérica. Deberá atenderse el caso concreto, por ejemplo, si la empresa hace tele-trabajo no sería lógico que te exijan la vacunación, pero si es una empresa en la que las características del trabajo lo ameriten (por ejemplo, casa de salud), sí se podría exigir la vacuna.

Dra. María Emilia Hernández Leal
Tel: 099 014 799

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí