El concierto del grupo Love of Lesbian en el Palau Sant Jordi de Barcelona este sábado se ha convertido en la primera prueba piloto masiva y sin distancia de seguridad entre las 5.000 personas que han asistido desde el inicio de la pandemia del Covid-19 en Cataluña.

“El mundo nos está mirando”, ha reivindicado al principio del concierto el líder de la banda, Santi Balmes, que se ha emocionado al recordar que esta es la primera vez en un año que Love of Lesbian vuelve a pisar un escenario.

La plataforma Festival por la Cultura Segura -organizadora del concierto- ha destinado un total de 200.000 euros a garantizar que transcurría con todas las medidas de prevención y contención del Covid-19: pruebas TAR y mascarillas FFP2 para público y técnicos, gel hidroalcohólico y personal adicional para evitar que se formaran aglomeraciones en la entrada y la salida del recinto.

Así, los 5.000 asistentes que han acudido al concierto se han realizado un test de antígenos rápido (TAR) antes de entrar, llevaban una mascarilla FFP2 facilitadas por la organización, y se les ha tomado la temperatura antes de entrar al recinto.

FUENTE: www.europapress.es

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí