Un hombre llegó a una estación de servicio ubicada en las inmediaciones de 25 de Mayo y Ruta 3, realizó compras y las cargó a una cuenta cuyo titular era otro hombre que sería cliente de esa y otras estaciones.

Esto ocurrió nuevamente al día siguiente y durante el transcurso de marzo en distintos comercios de la ciudad, usando siempre como referencia el mismo nombre. Entre todos los hechos llegó a sumar más de 60.000 pesos.

Tras ser consultado por las víctimas, el hombre, cuya identidad era utilizada, dijo no conocer al autor de las compras.

Por otra parte, el indagado concurrió a un comercio próximo a General Rivera y Larrañaga y, tras forcejear con el propietario, robó una caja de cigarrillos y monedas varias. Días después, concurrió a un minimarket y se llevó chicles y cigarros sin abonar por ellos.

Recibidas las respectivas denuncias, personal del Área de Investigaciones departamental logró establecer la identidad del implicado y solicitó una orden de detención.

El jueves 8, personal de la Unidad de Respuesta Policial (URP) concurrió a su domicilio. Cuando se dio cuenta de la presencia policial intentó darse a la fuga, pero fue detenido por los actuantes con ayuda de personal del Grupo de Reserva Táctica (GRT).

Puesto ante la Justicia se condenó a J.I.P.L. de 26 años “como autor penalmente responsable de siete delitos de estafa, tres de ellos en grado de tentativa en reiteración real, con dos delitos de hurto, a la pena de 18 meses de prisión”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí