Clásico  enfrentamiento entre charrúas y guaraníes: luchado, intenso, con predominio de las acciones defensivas, impreciso. En una palabra: feo. Al menos para quien lo ve como neutral. Y eso que se contó con un buen arbitraje del colombiano Wilmar Roldán, un juez sereno y que deja jugar, lo que permitió una mayor continuidad, al evitar la sanción de roces y choques que otros árbitros suelen cobrar. Dentro de esas características, Paraguay logró su objetivo de llevarse dos puntos, que para Uruguay resulta una pérdida.

SORPRENDE URUGUAY

   Tabárez sorprendió con un 3-5-2, confiando la retaguardia a José Ma. Giménez, Godín y Cáceres; con dos carrileros (Giovanni González y Matías Viñas); Rodrigo Bentancur como volante por el medio y salida del equipo, contando con Vecino y Valverde a sus costados; y la dupla Suárez –Jonathan Rodríguez adelante.

   Paraguay opuso un 4-3-3- muy cauteloso, con delanteros muy sacrificados, que fueron la primera barrera de contención para la salida celeste. Gran preocupación por la marca de Suárez, que nunca tuvo espacios libres; y un acoso permanente sobre los volantes, lo que les dificultó una salida clara.

   No funcionó del todo mal el esquema del Maestro, pero la gran falla estuvo en el accionar de los carrileros: ni Giovanni ni Viña pudieron soltarse por los laterales, muy contenidos por los propios delanteros paraguayos que se preocuparon más por esa tarea que por atacar. También incidió la imprecisión de los volantes uruguayos, quizás muy ahogados por la marca, que erraron muchos pases y nunca produjeron fútbol para sus hombres de ataque.

   En ese clima, fueron muy pocas las acciones de riesgo: un gol que se perdió Suárez cabeceando afuera a un metro de la valla contra el caño derecho; un disparo que buscaba el ángulo izquierdo de Ángel Romero que sacó Muslera en su mejor –y única– intervención valiosa.

LEVE MEJORÍA DE URUGUAY

   Uruguay entró más decidido a tomar el protagonismo en el complemento. Mejoró mucho Giovanni por derecha, con más participación y buen despliegue físico; crecieron en el fondo los tres hombres comandados por Godín que se adelantaron y empujaron al equipo. Pero sobre todo el gran cambio se produjo con el ingreso de Facundo Torres a los 66’ del complemento. Un debut sensacional. Jugó, la pidió, pasó, buscó la devolución, trató de infiltrarse, molestó, tuvo la valla entre ceja y ceja. Gran personalidad de un joven que tomó su debut con la celeste como un partido más. La gran sorpresa grata de la noche.

   Una mención para la actitud valiente de Tabárez, que en los últimos minutos sacó a Viña y dio ingreso a Brian Rodríguez, cuando Uruguay presionaba sobre el área guaraní, modificación que no es frecuente en nuestro Director Técnico.

   Por otra parte, Bentancur vio su segunda amarilla en las Clasificatorias y quedó al margen del encuentro del martes ante Venezuela. Por suerte lo amonestaron, porque el relator de la televisión, el debutante Diego Jokas –bien en general, sigue correctamente las acciones, no tiene guarangadas, no trata de brillar– no vio al Lolo en toda la noche. Solo lo nombraba si le veía el número. En el primer tiempo sacó una pelota peligrosa de cabeza y tras el despeje realizó dos nuevos quites, y Jokas nunca lo nombró… Serios problemas de visión, Jokas.

   Otro apunte positivo, fue el ingreso de Torreira, que fue más claro que Vecino, quizás sin la presencia de este en el área rival, pero más dinámico.

   La gran polémica fue el gol anulado a Jonathan Rodríguez por off-side aparentemente pasivo. Una jugada de interpretación, que el VAR confirmó y que nos impidió ponernos en ventaja a los 23 minutos, lo que pudo ser decisivo.

   Más allá de esa trascendencia, una jugada polémica, que me parece que no da para hablar de persecuciones, corrupción  o escándalo. Mejor aprovechemos estas horas antes del compromiso con Venezuela y de la Copa América, en vez de quejarnos, para preparar alguna jugada en pelota quieta o algún movimiento de laboratorio, que en los últimos diez años no hemos podido concretar.

   LOS DETALLES:

   URUGUAY  0 – PARAGUAY 0. Estadio: “Centenario” (Montevideo) ÁRBITRO: Wilmar Roldán (Colombia)

   URUGUAY: Fernando Muslera; José Ma. Giménez, Diego Godín y Martín Cáceres; Giovanni González, Matías Vecino (58’ Lucas Torreira), Rodrigo Bentancur, Federico Valverde y Matías Viña (82’ Brian Rodríguez); Jonathan Rodríguez (66’ Facundo Torres) y Luis Suárez. D. T. Mtro. Óscar Wáshington Tabárez.

   PARAGUAY: Antony Silva; Robert Rojas, Fabián Balbuena, Gustavo Gómez y Omar Alderete; Matías Villasanti, Gastón Giménez y Ángel Cardozo Lucena (67’ Richard Sánchez); Óscar Romero (67’ Santiago Arizmendia), Ángel Romero (78’ Antonio Bareiro) y Miguel Almirón (89’ Gabriel Ávalos). D. T. Eduardo Berizzo.  

   AMONESTADO: 26’ M. Vecino (U); 45’ R. Bentancur (U);  72’ O. Alderete (P)

R. Leizagoyen raddyleizagoyen@gmail.com

FOTO: www.marca.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí