El pasado jueves 3 de junio, Nair Ackermann, concejal del Frente Amplio de Nueva Helvecia realizó declaraciones a los colegas de RO Contenidos, planteando su preocupación sobre el accionar sanitario en el prostíbulo de la ciudad y solicitando su cierre; según Ackermann “genera un foco de contagio, de atención haciendo un daño a toda la sociedad” y solicitó a la Dirección Departamental de Salud y el CECOED que realicen un seguimiento e inspección del lugar con mayor rigurosidad, luego de que días pasados una de las personas que allí trabaja diera positivo. Actualmente esta persona ya está recuperada con test negativo, pero Ackermann expresa que se puede haber reinfectado, “en ese sentido queremos realmente que vengan del área de salud a visitar el local”

Otro de los planteamientos realizados por la concejal fue el de solicitar el número de teléfono de las personas que visitan este lugar “hoy por hoy sucede algo y la persona puede salir contagiada, entonces lo mejor es que se anoten los números telefónicos de los que ingresen allí, así tenemos un hilo conductor en caso de un contagio o positivo”.

Ante la relevancia de estas declaraciones y el estado público que tomó, creímos de orden escuchar la palabra de las personas involucradas, HELVECIA visitó el lugar y fue testigo de la limpieza y desinfección de las habitaciones, Carolina Larrosa propietaria de prostíbulo dijo que “todas las habitaciones cuentan con alcohol en gel y se usa un amonio especial para la sanitización, además de realizar una fumigación periódica, tomando los recaudos vigentes por Salud Pública”.

ESTÁ TODO EN ORDEN”
“Está todo en orden, está todo en regla, está todo vigente y está todo legal, creo que el 90% de las personas de la ciudad me conocen” dispara Larrosa visiblemente molesta ante la denuncia de la concejal del Frente Amplio. “Cuando llegamos acá esto era un caos, hace más de 20 años, 25 años, esto era un caos, y dentro de todo lo fuimos corrigiendo y llegó a lo que es hoy, es un lugar de trabajo para el oficio más viejo del mundo”.

Actualmente son 7 las trabajadoras sexuales que cumplen labores en este recinto y otras 3 personas están vinculadas directamente con esta fuente laboral, “son 10 familias que viven de ese lugar de trabajo directamente, e indirectamente muchas más, como servicio de albañiles, sanitarios, electricistas, entonces es más que esa gente”.

Según Larrosa, “Tengo toda la reglamentación vigente, controles periódicos, las chicas tienen todas sus libretas al día, su carné de salud al día, hisopados negativos, y no me preocupa solamente el cierre de la fuente de trabajo, las chicas es lo que hacen, es a lo que se dedicaron, para eso se escracharon en la sociedad, para trabajar, no es un trabajo fácil, no es un dinero fácil, no es nada fácil para las chicas” y agrega “el trabajo lo van a seguir haciendo y lo van a seguir haciendo en donde puedan, eso implica en la calle o donde ellas puedan trabajar, donde se les permita trabajar”.

¿QUIÉN CONTROLA?
“En la calle ¿quién va a controlar? Acá en el local están controlando, va el INAU, va el Control de Higiene, se sabe que están debidamente revisadas por los médicos, ginecólogos, dermatólogos, sin libreta no se les permite trabajar, sin la libreta de profilaxis al día no se les permite trabajar, sin el carné de salud vigente tampoco” expresa y añade que para ingresar a trabajar, necesitan estar inscriptas en la Jefatura de Policía, “no se les permite entrar a trabajar sin la libreta de profilaxis al día, sin el carné de salud vigente al día y sin el hisopado vigente que acredite ser negativo para el COVID-19 y eso se lo hacen periódicamente también, es un control sanitario muy estricto que hay”.

A LA DERIVA
Larrosa hace énfasis en la atención de las chicas “ahí no atienden sin preservativo que es muy importante, tienen su control, o sea, son chicas muy correctas para su trabajo, y el trabajo implica salud sexual. Está comprobado que en lugares donde las chicas no tienen un recinto seguro para trabajar, se elevan los casos de violaciones, proxenetismo, prostitución infantil, trata de blancas, o sea, se le va a dar vida a toda esta red”, y se pregunta ¿las chicas trabajando en la calle, sin protección, a la deriva, van a promocionar todo eso?, “porque ellas necesitan seguir trabajando, y van a seguir trabajando, tienen sus gastos, estudian, tienen familia”. Y remarca el hecho de que “el Covid vino para quedarse”.

CASO DE COVID
En caso de registrarse un positivo de Covid “las chicas van a trabajar a la calle ¿Quiénes controlan? Ahí el primer caso de Covid se cierra el local, se hace toda la sanidad, o sea, ahí va a haber un control estricto en la sanidad, y en la calle ¿Quién las va a controlar? ¿Quién te va a decir que no van a tener menores y las van a llevar a su lugar de trabajo?, o en el auto, o donde sea, con falta de higiene, aquí tenés todas las higienes posibles, todos los recaudos de higiene y sanidad que se puedan tomar están en el prostíbulo para protección de las chicas y el cliente. Ellas se cuidan muchísimo, y en las calles ¿Quién las va a cuidar? ¿Quién va a controlar que no atiendan a alguien con COVID positivo? Se enferman”, en este punto Larrosa expresa que las chicas se encargaron de avisarle a sus clientes de lo que había pasado, ante un caso de Covid “yo opté por cerrar el local, en forma responsable como tiene que ser, y no se abrió hasta que todas tuvieran los dos hisopados negativos emitidos por Salud Pública”.

REGISTRO DE VISITANTES
HELVECIA consultó sobre la propuesta de la concejal Ackermann, la cual propone que cada visitante deje su número de teléfono, para, en caso de haber un caso positivo de Covid, poder realizar el seguimiento correspondiente a lo que respondió que es inviable, “pedís el número ¿y quién te va a dar el verdadero?, en ese caso ¿porqué no se implementa en supermercados y otras superficies?, agregando de que se habla mucho de los cuidados, pero aquí todos sabemos de donde salieron los casos de Covid, en cumpleaños de 15, juntadas, en fiestas privadas.”

“EQUIVOCADÍSIMA”
¿Vamos a andar cerrando los comercios?, estamos abriendo unos y cerrando otros, ahora si la insignia es cerrar todos los comercios ¿quién va a mantener estas chicas? Y en caso de que no les permitan trabajar en la calle, con sus gastos, hay muchas cosas para razonar acá y hay cosas que hay que ver antes de emitir una opinión como hizo la concejal, hay que informarse más, está representando al pueblo, en este caso sin fundamento ninguno. Me parece que está equivocadísima, está promocionando la prostitución callejera, trata de blancas, si cierran el prostíbulo, más allá de 10 familias que quedan sin fuente de ingresos, y todo lo que viene atrás, expuestas en la calle, esto es un tema muy delicado, un tema de salud sexual, salud mental, la salud sexual es muy importante para el ser humano, creo que va a ser peor el remedio que la enfermedad”, finalizó Larrosa.

Al gunas de las trabajadoras accedieron a fotografiarse y dejar en claro su postura, defendiendo sus fuentes laborales.

Existe gran malestar ante las declaraciones de la concejal del Frente Amplio de Nueva Helvecia.
Larrosa muestra a HELVECIA algunos de los permisos al día parta el funcionamiento de la Casa de Citas.
Carnet de profilaxis o de visita higiénica al día, avalado por el Hospital de Nueva Helvecia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí