Falleció este martes 15 de junio el Dr. Sergio Ferrer Cifuentes. Llegó a nuestra comunidad hace décadas, junto a su esposa y colega, Dra. Rosario Silva Martens. Mucho recordaban al padre de Rosario Silva, por lo que para ella era el retorno a una ciudad en la que pasó parte de su infancia.

Pero el Dr. Ferrer debió hacer su propio camino en un medio desconocido y lo hizo en base a trabajo y dedicación; demostrando con su responsabilidad y esfuerzo, que estaba dispuesto a labrarse un futuro entre nosotros.

Entre ambos fundaron una familia que es su orgullo, en tanto fueron consolidando una carrera profesional que fortaleció instituciones regionales de asistencia médica, basadas en la confianza y la preferencia de innumerables pacientes que encontraron en ellos su respaldo para cuidar su salud.

También la salud pública supo de  la dedicación del Dr. Ferrer, que por muchos años trabajó en el Centro Asistencial local, del cual llegó a ser su Director.

Sergio Ferrer tuvo tiempo también para brindar a la actividad social y deportiva, acercándose al Club Artesano, del que fue su Presidente durante doce años, entre 1993 y 2004. Un liderazgo firme y tenaz, en el que muchas veces debió capear temporales con decisiones difíciles. A la manera de los clásicos dirigentes de nuestras instituciones a lo largo y ancho del país, no dudó en comprometer su patrimonio personal para afrontar circunstancias adversas, con una generosidad que lo caracterizó.

Incluso prestó sus servicios como médico no solo a los planteles de los rojos de Germán Imhoff, sino también a la Selección de la Liga Helvética y a la Selección de Colonia que representó a la Federación de Ligas en diversas instancias del Interior. Más allá de la atención deportiva, los planteles de Artesano tuvieron permanentemente la atención profesional del Dr. Ferrer, no solo en los años de su presidencia, sino también cuando ocupó diversos cargos de la Directiva.

Su sepelio se realizó en el Cementerio Municipal, donde las medidas sanitarias impuestas por la pandemia impidieron que tuviera la despedida de muchos que hubieran querido realizarle ese último homenaje.

A su esposa, hijos y nietos, nuestras condolencias.  RL

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí