En un domingo de votaciones en Suiza, normalmente el pueblo sigue las recomendaciones del Ejecutivo y del Parlamento, pero esta vez la revisión de la ley para reducir las emisiones CO2 no obtuvo el respaldo que hubiesen esperado las autoridades. Solamente obtuvo 48,4% de votos a favor.

La revisión de la Ley de CO2 era el instrumento que debía permitir a Suiza cumplir sus compromisos en el marco del Acuerdo Climático de París, es decir, reducir a la mitad sus emisiones para 2030 en comparación con los niveles de 1990. Para ello, el texto de ley preveía una serie de medidas, entre ellas:

  • un impuesto entre 30 y 120 francos sobre los billetes de avión para los vuelos con salida de Suiza
  • la obligación para los importadores de automóviles de vender vehículos cada vez más eficientes
  • un aumento de 5 a 12 céntimos por litro del recargo que los importadores de combustible pueden aplicar a la gasolina y el diésel
  • un aumento de 120 a 210 francos por tonelada del impuesto sobre el CO2 que grava el gasóleo
  • límites de las emisiones de CO2 de los edificios

La ley fue sometida al veredicto en las urnas luego de que un comité económico lanzara el referéndum en contra de esa ley aprobada por el Parlamento en septiembre de 2020. Un segundo comité formado por activistas del clima también participó en la colecta de firmas para vetar esta revisión legislativa, porque, desde su punto de vista, el texto era demasiado laxo para responder a la emergencia climática.

Suiza no abandonará el uso de pesticidas sintéticos

Otra preocupación medioambiental estuvo en el orden del día de la votación federal de este domingo: el uso de pesticidas sintéticos. Dos iniciativas populares pretendieron prohibir los productos fitosanitarios, lo que implicaba una reforma radical de los sectores agrícola y alimentario del país, no obstante, ambas fueron rechazadas con mas de 60% de votos en contra.

Ambas iniciativas tenían el mismo objetivo, pero propusieron mecanismos diferentes para lograrlo. La iniciativa popular ‘Por una Suiza sin pesticidas sintéticos’ pedía la prohibición total del uso de herbicidas, insecticidas y fungicidas sintéticos en la agricultura suiza para uso privado y comercial. También buscaba prohibir las importaciones de estos agentes.

La otra propuesta se centró en la calidad del agua potable. Quiso acabar con todas las subvenciones públicas a los agricultores que no aplicaran métodos de producción sostenibles y respetuosos con el medio ambiente.

“Sí” a la Ley de de Medidas Policiales contra el Terrorismo

Los suizos también fueron llamados a votar sobre otro asunto que despierta la atención más allá de sus fronteras nacionales: la nueva ley que permite a la policía actuar de forma preventiva contra los sospechosos de terrorismo en el territorio helvético. El 56,6% de los votos la respaldaron.

El comité interpartidista ‘No a las detenciones arbitrarias’, formado principalmente por militantes de partidos de izquierda, lanzó con éxito un referéndum contra esta legislación, al considerar que la reforma es abusiva. Los opositores también recibieron el apoyo de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y de la comisaria de Derechos Humanos del Consejo de Europa, que denuncian un proyecto que abre la puerta a la privación arbitraria de libertad.

“Sí” a la ley Covid

El quinto y último punto que se sometió a votación este domingo fue la ley que otorga poderes especiales al gobierno para hacer frente a la pandemia de coronavirus, respaldada por 60% de los votos.

FUENTE: www.swissinfo.ch – FOTO: www.elpais.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí