Llegando a esta fecha patria, muchas veces nos detenemos a preguntarnos cuál es su sentido. Como docentes creemos que estas instancias nos dan la posibilidad de parar un momento nuestras rutinas, romper con nuestras individualidades y encontrarnos en un espacio para mirarnos como parte de lo mismo.
El 19 de junio nos permite a los uruguayos conmemorar el nacimiento de una persona común, un hombre que fue aceptado y elegido por sus compatriotas y que, por situaciones diversas, se transformó en el héroe de una nación.
Según el historiador Renan la existencia de una nación es un plebiscito de todos los días, producto, a su vez, de un largo devenir histórico. La nación no se planifica, ni se improvisa. Siempre, la Historia ha buscado darle sentido al pasado desde el presente. No debemos perder la memoria y como afirma el historiador Pierre Nora: “La memoria es la vida. Siempre reside en grupos de personas que viven y, por tanto, se halla en permanente evolución.”
El 19 de junio, no solo trata de conmemorar un nacimiento, sino que implica compartir ideales que nos identifican con el conjunto de la sociedad.
Cada vez más en estos tiempos el pensamiento artiguista se hace presente: en momentos de incertidumbre y de pandemia es necesario recordar su ideario, destacando la famosa frase “clemencia para los vencidos”. Saber perdonar y acercarse
a un ideal de solidaridad no debe perderse nunca de vista. No se trata de la ley del más fuerte, ni en último caso de supervivencia. Se trata de saber vivir en paz con el que tengo a mi lado y conmigo mismo.
Es bueno recordar al Artigas de carne y hueso, el que con su pensamiento planteó: “Mi autoridad emana de vosotros y ella cesa ante vuestra presencia soberana” reafirmando lo democrático de su elección como Jefe de los Orientales. Pero sus ideales van más allá de eso: siempre estuvo del lado del más débil, el indio, el gaucho… no en vano pronunció “que los más infelices sean los más privilegiados” .
Es nuestro derecho reclamar los ideales artiguistas porque son los ideales que compartimos y decidimos asumirlos como sociedad.
Cantamos el mismo himno, identificamos como nuestra la misma bandera, recordamos valores de un prócer común. Todo esto nos recuerda que somos una comunidad y que formamos parte de lo mismo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí