Durante las últimas horas se dio a conocer una noticia, de las malas, que involucra a un integrante de la delegación uruguaya que está en Brasil disputando la Copa América.

Según informaron Globo y otros medios locales de la ciudad de Cuiabá, lugar en donde está el combinado de nuestro país para jugar hoy por la noche contra Chile, un funcionario de seguridad se vio involucrado en un episodio con una oficial de la Conmebol en el Hotel Deville.

Según los medios anteriormente mencionados “el hombre de 45 años fue detenido en la madrugada acusado de hostigamiento y acoso sexual cometido contra una mujer que actúa como guardia de la Conmebol”.

El presunto acoso comenzó el domingo por la noche cuando “tuvieron una conversación que comenzó con distintas preguntas pero luego, de la nada, el funcionario le pidió un beso y luego colocó una cantidad de dólares no especificada en el banco donde estaba sentada”.

Según cámaras de seguridad del hotel se puede apreciar que el funcionario uruguayo tomó del brazo a la trabajadora de Conmebol por un momento. Una vez consultado por la policía el trabajador negó el acoso y admitió que ofreció 10 dólares a la mujer que los rechazó.

A su vez la Asociación Uruguaya de Fútbol emitió un comunicado en el que se informa sobre la disvinculación del trabajador “como consecuencia de haber sido denunciado por un supuesto comportamiento repudiable e inaceptable”.

Agregó que “una vez de regreso en Montevideo, se dará inicio formal al proceso de investigación administrativa correspondiente, respetando las garantías del debido proceso”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí