Ante el informe presentado por la Oficina Nacional de Servicio Civil (ONSC), sobre las licencias médicas en el sector público, la Confederación de Organizaciones de Funcionarios del Estado expresó que están “totalmente” de acuerdo en que se termine con los abusos en las licencias médicas, ya que, según expresan, no solo configura una estafa al Estado, sino que genera un perjuicio al trabajador que debe cubrir 2 puestos de trabajo.

Sin embargo, aseguran que el informe de la de la ONSC, “es totalmente tendenciosa y solo persigue un objetivo, que es desprestigiar al trabajador público”.

Para COFE, el objetivo del Gobierno “es recortar y continuar con su política de ajuste, quitando derechos y aplicando descuentos salariales a quienes padecen una enfermedad”. Dicen que ese ajuste se suma al que viene aplicando el gobierno desde marzo de 2020 que incluye rebaja salarial, pérdida de salario real, recorte de cargos, no llenado de vacantes y cese de contratos en el Estado.

En cuanto al informe, COFE explica que tras analizar el informe de la ONSC “surge claramente que en la Administración Central en el único inciso que hubo un incremento significativo en los últimos 5 años sobre el uso de licencias médicas es en el Ministerio del Interior, mientras que, en el resto de la Administración Central, los cambios son casi nulos”.

Según datos que surgen del informe, en el Ministerio del Interior se registran el 75 % del total de certificaciones médicas de la Administración Central. El total de días certificados en el año de trabajadores de esa cartera tuvo un aumento de 350 % en los últimos 5 años, pasando de 147.890 días en 2016 a 668.432 en el año 2020. En cuanto a la cantidad de trabajadores certificados en el año tuvo un crecimiento de 113 %, pasando de 7132 funcionarios en 2016 a 15.201 en 2020.

La cantidad de días certificados sobre el total de vínculos tuvo un incremento de 320 % en el último quinquenio, siendo de 4.7 días en 2016 y 19.7 días en 2020. Considerando el total de días trabajados en el año, el total de certificaciones médicas representa en el año 2020 un 5.5%.

En referencia a la cantidad de días de licencia médica utilizada en promedio por los funcionarios del Ministerio del Interior que se certifican aumentó un 112% pasando de 20,7 días en el año en 2016 a 44 días en 2020.

Sin embargo, para el resto de la Administración Central, el informe establece que la cantidad de días de certificación medica en el año paso de 178.304 certificaciones en 2016 a 215.087 en el año 2020, lo que implica un incremento del 20 %.

Respecto al total de trabajadores certificados en la Administración Central, se registra una leve caída de 2.3 %, siendo 7.251 trabajadores certificados en 2016 y 7.085 en el año 2020. La cantidad de días certificados sobre el total de vínculos fue de 8 días anuales en 2016 y de 10.3 días en 2020. La cantidad de días de certificación promedio anual de los trabajadores que se certificaron fue de 24,6 días en 2016 y de 30 días en 2020.

Considerando el total de días trabajados en el año, el total de certificaciones médicas representa en el año 2020 tan solo un 2.9 %.

De acuerdo a COFE, las cifras registradas en la Administración Central no presentan diferencias significativas con los datos que surgen en el uso del subsidio por enfermedad en el sector privado.

Del informe elaborado por ONSC para los últimos 5 años, en la Administración Central, sin considerar el Ministerio del Interior, el uso del sistema de certificaciones médicas “se ha mantenido estable y sin cambios significativos”, dice COFE.

Según expresó la directiva de la Confederación, se han planteado propuestas al gobierno para mejorar los procesos de control, seguimiento, certificación, auditoria y cruzamiento de datos vinculados a las licencias médicas que son necesarias aplicar y luego evaluar, “antes de realizar descuentos salariales para los trabajadores que padecen una enfermedad”.

Entre las propuestas, se encuentran: el envío de información de los organismos públicos al BPS sobre las certificaciones médicas de los funcionarios, de forma de tener información centralizada que permita luego sistematizar, evaluar y adoptar medidas al respecto; cruzamiento de datos con el sector privado de forma que quien haga uso de la licencia médica en el sector público también lo haga en el sector privado y viceversa, siempre que corresponda; certificación médica a cargo del prestador de salud del funcionario o del servicio médico certificador del Organismo.

En cuanto a las sanciones, proponen la aplicación de medidas disciplinarias severas, como la destitución, para quien abusa y falsea la realidad, así como un seguimiento y cumplimiento estricto de las disposiciones establecidas que tengan el objetivo de corregir conductas y controlar la aplicación adecuada del sistema de licencias médicas vigente.

“En síntesis, debe ponerse coto a las irregularidades en torno a las licencias médicas que se obtienen falseando la realidad, pero sin menguar los derechos de quienes sí, efectivamente, enferman, a quienes se les deben preservar los derechos adquiridos al amparo de la normatividad anterior, sin que exista por tanto en estos casos descuentos salariales de ningún tipo producto de su certificación médica”, expresan desde COFE.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí