“Desde la política pública, tenemos la obligación de fomentar, impulsar y acompañar esa diversidad que significa incluir más mujeres (en puestos de dirección), lo que contribuye a una mejor democracia”, señaló la directora del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), Mónica Bottero, en la entrega de los premios El Talento No Tiene Género, que reconocen la labor de las empresas en la materia. El Centro Ceibal fue una de las dos instituciones nacionales galardonadas.

El evento fue organizado por el Grupo Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Price Waterhouse Cooper y el programa Ganar-Ganar, una alianza conformada por la Unión Europea, la Organización Internacional del Trabajo y ONU Mujeres. En la ceremonia de presentación, realizada este miércoles 23 en la Torre Ejecutiva, participaron el presidente de la República, Luis Lacalle Pou, la vicepresidenta, Beatriz Argimón, y el secretario de la Presidencia, Álvaro Delgado.

También asistieron, además de Bottero, el representante del BID, Matías Bendersky; la representante de ONU Mujeres, Magdalena Furtado; la coordinadora residente de Naciones Unidas, Mireia Villar, y el embajador de la delegación de la Unión Europea en Uruguay, Karl Otto König.

El Talento No Tiene Género está basado en los Principios de empoderamiento de las mujeres (WEP, por sus siglas en inglés) y su objetivo es incentivar, valorar y reconocer los esfuerzos de las empresas que promueven la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres en Uruguay, informa el portal del premio.

Bottero destacó la presencia del Estado para liderar estos procesos y dar una señal de compromiso y respaldo a los temas de la igualdad en el ámbito laboral.

“Es muy importante que las empresas públicas y privadas den ejemplos de inspiración y señales de que incluir mujeres en los directorios y confiar en la responsabilidad que se les da es un buen negocio. Además de los beneficios económicos, la creatividad aumenta y todo lo que se piensa de la organización resulta más diverso y más rico”, analizó la titular de Inmujeres.

“Desde la política pública, tenemos la obligación de fomentar, impulsar y acompañar esa diversidad que significa más inclusión de mujeres (en puestos de dirección), que representan el 53% de la sociedad, lo que implica una mejor democracia”, añadió.

En la misma línea, Furtado expresó que muchas empresas nacionales entendieron que la igualdad de género no solo es un imperativo ético de justicia y derechos humanos, sino que también es un buen negocio. Agregó que “abre la posibilidad de la participación plena de las mujeres en la economía como beneficiarias e impulsoras del crecimiento y el desarrollo económico”. Asimismo dijo que confía en que Uruguay pueda destacarse en la región como un país con pleno aprovechamiento del talento de las mujeres, que, además, constituyen el mayor porcentaje de egresos universitarios.

En esta oportunidad, El Talento No Tiene Género galardonó a las firmas nacionales Abstracta y Centro Ceibal y a las multinacionales Globant y Tata Consultancy Service. Es la segunda edición de este reconocimiento, en cuya primera versión, en 2019, participaron 60 empresas nacionales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí