En un escrito, la legisladora informó que desde hace más de diez años desde las Intendencias se viene trabajando en este sentido con el apoyo técnico de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto. Desde el Ministerio de Salud Pública se creó inclusive el Registro Único de Empresas Alimentarias.

Reisch asegura que pese a esto, no hay un criterio unificado en lo que respecta a la gestión bromatológica por parte de las Intendencias.

“En momentos de Pandemia no podemos seguir dilatando soluciones que están a nuestro alcance u obstaculizando el levantamiento de las trabas burocráticas que existen para pequeños y medianos emprendedores”, expreso la nota que la legisladora colorada envió al Congreso de Intendentes con copia al Ministerio de Industria, al de Salud Pública y a la OPP.

Reisch aclara que esto no implicaría menores controles ni fiscalizaciones que garanticen la calidad de los productos, sino tener criterios únicos en todo el país que faciliten a empresarios las gestiones.

“Solicitamos agilizar las acciones que sean necesarias para unificar los criterios y las exigencias generales que hacen a la habilitación y registro de alimentos a fin de la inscripción, habilitación y su registro así como las acciones inspectivas y de control que la actividad requiera en cada departamento tengan validez y reconocimiento nacional”, agrega la nota.

La diputada advierte que emprendedores y pequeños empresarios que ya tienen la habilitación en su intendencia deben iniciar “el burocrático camino en cada uno de los 18 departamentos restantes, pagando altas tasas bromatológicas”.

“Seamos prácticos y dejemos los intereses particulares de cada uno y alcemos la visión en aras del bien común”, agregó la legisladora coloniense.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí