La final de la Copa América que disputarán mañana Brasil y Argentina será con público en las tribunas. Un total de 7200 personas ocuparán el 10% del Estadio Maracaná de Río de Janeiro en momentos en que la pandemia comienza a ceder en la mencionada ciudad.

El Alcalde de Río de Janeiro, Eduardo Paes, confirmó en rueda de prensa que aceptó la solicitud de la Confederación Suramericana de Fútbol (Conmebol) tras el visto bueno de la secretaría de Salud, por la notoria reducción de casos y muertes por covid-19 en la ciudad.

El partido se disputará a partir de las 21 horas de nuestro país.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí