Y un día se les dio algo que esperaron por mucho tiempo, desde 1993. Un día, en el mítico Estadio Maracaná, lugar en el cual sufrieron una de sus peores derrotas, contra Alemania en el final del Mundial 2014, pudieron gritar campeón.

Argentina, luego de 28 años sin títulos internacionales en mayores, volvió a gritar campeón de la Copa América tras vencer a Brasil por 1 a 0 con un golazo en solitario de Ángel Di María, quien definió con muchísima categoría por encima del arquero.

La “albiceleste” de Scaloni, un técnico muy discutido y cuestionado, volvió a lo más alto del podio americano igualando, ahora sí, en títulos a Uruguay, un combinado que no gana el certamen hace 10 años y que, en ese mismo tiempo, no ha podido pasar de cuartos de final.

Argentina es la merecida campeona del certamen más viejo de selecciones, porque lo buscó y porque sufrió la derrota en varias oportunidades. Se lo merece el grupo de jugadores que han estado allí durante muchos años y se lo merece Messi, uno de los mejores jugadores de la historia.

¡Salú Argentina!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí