El Instituto del Niño y Adolescente del Uruguay (INAU) y la Dirección de Educación Técnico Profesional-UTU suscribieron, este viernes 16, un convenio para reinsertar en el sistema educativo a unos 5.000 adolescentes y jóvenes, de entre 15 y 21 años, internados en centros del INAU. Además, el proyecto incluye cursos de formación para emprendedores, a los que también podrán acudir funcionarios del instituto.

Participaron de la actividad, desarrollada en la sede central de la Universidad del Trabajo del Uruguay (UTU), el presidente y el vicepresidente del INAU, Pablo Abdala y Aldo Velázquez, respectivamente, el director general de Educación Técnico Profesional, Juan Pereyra, y la subdirectora del área, Laura Otamendi.

El convenio de cooperación marco brinda la oportunidad a adolescentes, en régimen de tiempo completo o que acuden a clubes juveniles, que hayan discontinuado su proceso educativo de finalizar la educación media básica. El acuerdo también establece el intercambio en temas educativos, culturales, científicos y tecnológicos.

Abdala celebró la concreción del convenio e informó que serán unos 5.000, entre adolescentes y jóvenes, quienes se encuentren en condiciones de acceder a los proyectos educativos. Destacó que, además de la elección entre los cursos tradicionales que ofrece UTU, se brindará la opción de capacitar a funcionarios y jóvenes del organismo con planes curriculares, en desarrollo y orientación técnica y emprendimientos. 

Asimismo, explicó que, si bien el INAU trabaja con jóvenes de hasta 18 años, para esta acción se decidió extender la franja hasta los 21, ya que, con frecuencia, se trata de adolescentes sin referentes afectivos fuera del sistema. “Se posibilitará la formación personal y la construcción de estrategias de egreso, por vías de aprendizaje”, señaló.

El jerarca explicó que, además de este acuerdo, el organismo ofrece cursos de educación secundaria y técnico profesional, avalados por la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), para aquellos jóvenes que han desertado de la educación formal, y, en este caso, se sumarán funcionarios del departamento de orientación laboral del INAU. “Tiene un gran valor para nosotros”, manifestó.

Por su parte, Pereyra indicó que es un apoyo fundamental a esta población y que la eliminación de las brechas socioeducativas constituye una prioridad del Gobierno nacional. 

En cuanto a la implementación, expresó que se podrá optar entre los 600 cursos que ofrece la UTU y que se atenderá cada caso para evaluar la inclusión de los estudiantes en grupos ya constituidos o generar las instancias de aprendizaje en el INAU. “Vamos a tender a una educación personalizada”, subrayó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí