Uruguay logró el resultado necesario en su compromiso como local y con vuelta del público a las canchas, al derrotar por 4 a 2 a Bolivia en el “Campeón del Siglo”, que por primera vez fue escenario de un partido oficial de la Selección de Uruguay. Bolivia no pudo oponer resistencia seria y cayó en forma categórica, aunque dos errores defensivos al perder concentración el locatario, le permitieron decorar un placard que debió ser mucho más contundente.

UN DEBUT SOÑADO

Tabárez metió mano en el equipo, dándole ingreso a Agustín Álvarez Martínez por Maximiliano Gómez que una vez más, ante Perú, perdió la oportunidad de afianzarse en el puesto, pues su labor fue francamente pobre. El otro cambio fue el de Piquerez por Viña, que estaba algo dolorido y quedó afuera más por precaución.

Un acierto del Maestro darle la oportunidad a Álvarez Martínez de debutar como titular en un partido en el que los celestes iban a tener abundantes acciones ofensivas y le podía ser propicio. “El Canario” demostró toda su calidad y categoría. Con 20 años, poco acostumbrado a jugar con público y vistiendo nada menos que la celeste, jugó con una serenidad y una personalidad que nos deja muy esperanzados para el futuro: parece que hemos encontrado al sucesor de Suárez. Álvarez Martínez hizo un gol y tuvo tres chances más muy claras; además, mostró su técnica, su manejo de pelota y su permanente ambición. Un debut soñado.

UNA PRESIÓN ASFIXIANTE

En cuanto al funcionamiento colectivo, Uruguay ejerció una presión implacable desde el primer minuto, sin dejar que Bolivia pudiera salir jugando y utilizara su buen toque de pelota. Los celestes anticiparon y marcaron muy cerca del área adversaría. Un excelente trabajo de Rodrigo Bentancur, recuperando y administrando la pelota con sapiencia, fue inclinando la cancha hacia la valla de Lampe.

No extrañó que antes del primer cuarto de hora llegara el primer gol: Brian Rodríguez escapa por izquierda y cruza la pelota baja al medio, donde llega De Arrascaeta y desvía a la red.

Uruguay no aflojó el ritmo pese a estar en ventaja y en un tiro libre cerca del vértice derecho del área grande, cuando todos esperaban el centro (incluido el guardameta Lampe), Valverde sacó violento disparo casi rastrero que se metió contra el caño izquierdo.

El 2 a 0 prácticamente sellaba el destino del partido, porque Bolivia no existía como fuerza ofensiva y nada podía hacer pensar que llegara por dos veces a la red para cambiar la historia.

ERRORES QUE CUESTAN CAROS

Apenas reiniciado el encuentro tras el descanso, Brian Rodríguez –que tuvo actuación protagónica y estuvo en todos los goles– habilitó profundo a Piquerez que desbordó por izquierda y cruzó envío al medio. Atropelló Álvarez Martínez y con la cadera desvió a la red: 3 a 0 y partido liquidado.

   Bolivia pareció bajar los brazos y solo quedaba esperar cuántos goles más haría Uruguay. Brian Rodríguez, Piquerez y De Arrascaeta, estuvieron a punto de aumentar. Pero sobre el primer cuarto de hora, Vecino se da vuelta y manda la pelota atrás “de memoria” desde mitad del terreno; el envío sorprende a Godín mal parado y Moreno Martins se la lleva de frente a toda velocidad. Sale Muslera a tapar y el disparo casi al medio, levemente a la derecha, se le escabulle entre las manos y por debajo del cuerpo de Muslera para llegar a la red.

La diferencia de fuerzas era tan grande que no peligró nunca la victoria. Uruguay siguió siendo dueño del partido, aunque Bolivia salió de su letargo y opuso mayor resistencia. Poco después, el camerunés Marc Enoumbá derriba a Brian Rodríguez en el área: penal y gol de De Arrascaeta para poner el 4 a 1 que reflejaba mejor las diferencias. Y debió ser la segunda amarilla para el infractor y su consecuente expulsión, que no se produjo.

En la parte final del partido, un centro pasado de la derecha a espalda de los zagueros, iba a ser usufructuado por el marcador de punta  Roberto Fernández, pero Nández lo empuja con el hombro sobre la espalda y el árbitro sanciona penal. El VAR recomienda revisarlo y luego de 7’ de estudio, se ratificó la sanción, lo que le permitió al goleador histórico de Bolivia, y máximo anotador de las Clasificatorias a Qatar 2022, marcar el 2º gol de los del Altiplano.

Bolivia creció en procura de acortar ventajas. Un remate de la izquierda muy forzado de Villarroel lo intercepta con seguridad Muslera; y un disparo de Henry Vaca desde el vértice izquierdo del área, cruzado abajo, fue controlado por el guardameta uruguayo sin problemas. Del otro lado, Gastón Pereiro (que fue uno de los cambios junto con el debutante Ugarte, Arambarri, Terans y sobre el final, Araújo), mandó centro corto desde la derecha y Álvarez Martínez cabeceó al ángulo izquierdo apenas por arriba.

Así se llegó al final con la ventaja de 2 goles que debió ser de 4 o 5, lo que destiñe en algo la alegría por el triunfo.

Ahora viene Ecuador, que está tercero y por encima de Uruguay en la tabla, en un partido de gran exigencia. No olvidemos la paliza que nos dieron en Quito, que decoramos con un par de goles para establecer un 2 a 4 que pudo ser mucho más holgado para los ecuatorianos.

   LOS DETALLES:

   URUGUAY  4 – BOLIVIA 2. Estadio: “Campeón del siglo” ÁRBITRO: Éber Aquino (Paraguay)

URUGUAY: Fernando Muslera; Naithan Nández, José Ma. Giménez, Diego Godín (84’ Ronald Araújo) y Joaquín Piquerez; Federico Valverde, Matías Vecino (69’ Manuel Ugarte) y Rodrigo Bentancur (46’ Mauro Arambarri); Giorgian De Arrascaeta (84’ Gastón Pereiro); Agustín Álvarez Martínez y Brian Rodríguez (69’ David Terans). D. T. Mtro. Óscar Wáshington Tabárez.

BOLIVIA: Carlos Lampe; Marc Enoumbá, Luis Haquin, Jairo Quinteros y Roberto Fernández (84’ Rodrigo Ramallo); Leonel Justiniano y Fernando Saucedo (58’ Moisés Villarreal); Erwin Saavedra, Juan Carlos Arce (58’ Henry Vaca) y Ramiro Vaca (58’ José Sagredo); Marcelo Moreno Martins. D. T.  César Farías.

GOLES: 1er. Tpo. = 14’ 12” G. De Arrascaeta (U); 31’ 00” F. Valverde (U)

2do. Tpo. = 1’ 26” A. Álvarez Martínez (U); 13’ 56” M. Moreno Martins (B); 21’ 24” G. De Arrascaeta (U) de penal; 38’ 30” M. Moreno Martins (B) de penal.

AMONESTADO: 54’ M. Enoumbá (B)

R. Leizagoyen

raddyleizagoyen@gmail.com   

Whatsapp 098 358 507

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí