Se entregaron a la Corte Electoral más de 800.000 firmas. Un gran triunfo a favor de la Derogación de los 135 más regresivos de la LUC. Se están procesando con un margen de rechazo de un 8% que nos permite asegurar que habrá Referéndum.

Con ésta iniciamos una serie de notas para aportar a la discusión. Cuestión nada fácil tanto para los que votamos por SÍ a la derogación como para quienes se oponen a ella. Porque esta ley mal votada como “urgente” es compleja y confusa.

En el pasado mes de setiembre en la ciudad de Colonia del Sacramento estuvimos muy visitados por gente vinculada a la política nacional de todos los partidos. El viernes 10 tuvimos una charla de Gustavo Leal sobre el tema SEGURIDAD en la LUC en el club Otto Wulff. El sábado y domingo de ese fin de semana hubo ediles de todos los partidos en el marco de la reunión de la Mesa Permanente del Congreso Nacional de Ediles. El sábado 11 en un acto público los ediles frenteamplistas de todo el país se juntaron con tres senadores del Frente Amplio: Mario Bergara, Daniel Olesker y Eduardo Bonomi.

Hubo diversas declaraciones a la prensa local de todos los partidos, algunas muy adecuadas y otras falaces. Queremos comentar algunas de las áreas que refieren a los temas de seguridad en 33 de los 135 artículos que se pretenden derogar.

  • Hay disposiciones que apuntan al endurecimiento de las penas, la legítima defensa pasa de ser una situación de defensa ante la agresión personal a poder ser utilizada para defender el derecho a la propiedad y se extiende a las zonas cercanas a la vivienda, se limita la potestad de los jueces para evaluar la gravedad de los delitos. 
  • Las modificaciones que establece la LUC al proceso penal dan mayores potestades a la Policía. Hay que demostrar fehacientemente la identidad y también se puede realizar registros de vestimentas, equipaje y vehículos a cualquier persona si existen “indicios de delito”.
  • En materia de procedimiento policial, la LUC consagra la “presunción de legitimidad” de la actuación policial.
  • Entre las modificaciones más peligrosas se encuentra la autorización de portar armas del personal policial y militar en situación de retiro, y la autorización a actuar en caso de delitos flagrantes. Gran error

Entre las falacias de este fin de semana, encontramos declaraciones afirmando que la baja de delitos de los primeros meses de gobierno de la coalición fue gracias a la LUC, cuando la realidad muestra que su entrada en vigencia se produce en julio 2020 y los delitos comienzan a bajar antes, entre otras cosas, por la pandemia. Se dijo también que hay inexistencia de abusos policiales a partir de la LUC lo cual se contradice totalmente con las declaraciones públicas de la Asociación de los Defensores de Oficio, en la que denuncian excesos policiales agravados a partir de la entrada en vigencia de la LUC.

El reconocimiento de la labor de la Policía, como institución fundamental del Estado encargada de la seguridad de nuestro país, no pretende ser menoscabado en absoluto. Solo marcar algunos límites mediante la derogación de esos artículos que se consideran excesivos.

Sonia Calcagno, arquitecta (j) e integrante de Fuerza Renovadora, Frente Amplio. Representante de las bases por el departamento de Colonia en el Plenario Nacional.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí