El Instituto Nacional de Evaluación Educativa (INEEd) dio a conocer el 25 de noviembre el Informe sobre el estado de la educación en Uruguay 2019-2020. El documento repasa el grado de cumplimiento de las metas educativas, las peculiaridades que impuso el COVID-19 a la enseñanza, los desempeños en lengua y matemática, entre otros asuntos. 

En el documento se estudian las metas educativas 2016-2020 de la administración pasada a través de una serie de indicadores clave. A nivel de acceso, en 2019 el 75% de los niños de 3 años asistía a la educación, 6,2 puntos porcentuales debajo de lo esperado para ese año. En 2020 la cifra descendió a 71% y la brecha por contexto sociocultural fue de 30 puntos porcentuales. En 2019 un 45% de los niños de 2 años no asistía al sistema educativo. 

En educación media, a los 15 y 16 años la asistencia estuvo por encima del 90%, porcentaje que supera las metas de acceso proyectadas. Para los 17 años el valor fue 4 puntos porcentuales menor a la meta. El incremento de la cobertura entre los 15 y los 17 años disminuyó la inequidad en el acceso a la educación, ya que en 2020 la diferencia en la asistencia entre los estudiantes de hogares de contexto más favorable y menos favorable fue de casi 9 puntos porcentuales, cuando en 2015 la brecha era de casi 30 puntos porcentuales.

Entre 2018 y 2019 en niños de 7 a 11 años de primaria hubo un aumento de la cobertura oportuna (sin rezago). Aquí existe una brecha de más de 10 puntos porcentuales entre los valores de contexto extremos. Entre los 12 y 14 años, un 22,5% de los estudiantes presentaba rezago en 2019 y hubo una diferencia de 24,4 puntos porcentuales de acuerdo a las características del hogar de origen. Para los adolescentes de 15 y 17 años la cobertura oportuna baja a 45,7% y la brecha es de casi 50 puntos porcentuales. 

El 67,7% de los estudiantes de 16 años egresó de educación media básica sin rezago en 2019, porcentaje levemente inferior a la meta fijada. Tan solo un 77,5% de los jóvenes de 18 a 20 años había finalizado la educación media básica (4,5 puntos porcentuales debajo de la meta), con 30 puntos porcentuales de diferencia entre los contextos extremos.

Apenas un 37,6% de los jóvenes de 19 años egresó sin rezago de educación media superior en 2019 (la meta era de 42%). Entre los 21 y 23 años, solo un 42,7% había culminado la educación media superior (25,3 puntos porcentuales debajo de la meta). La brecha es de 60 puntos cuando se considera a los jóvenes de 21 a 23 años de los hogares de nivel socioeconómico muy favorable y muy desfavorable.

En lo vinculado a los desempeños en Aristas Primaria 2020, casi el 50% de los niños de tercero evaluados están en los niveles 1 y 2 (los más bajos) de la prueba en matemática y en sexto el 34,3% está en los dos niveles inferiores. En tercero en lectura el 40% estaba en los niveles 1 y 2, y en sexto esto ocurría a casi el 20% de los niños que hicieron la prueba. Se constataron en todos estos casos fuertes diferencias por contexto.

La pandemia de COVID-19 es un tema tratado en el informe. En 2020 el 84% de los maestros dijo sentirse muy o bastante sobrecargado. Alrededor de un 5% de los maestros y profesores ingresaron al seguro de desempleo total o parcial o fueron despedidos en 2020. En el sector público, solo el 3% de los maestros y el 2% de los profesores vivieron esa situación; en el privado, los porcentajes son de 17% y 14%, respectivamente.

Algo más de la mitad de los maestros se sintió preparado para adaptar su trabajo a la modalidad virtual y para apoyar el aprendizaje a distancia. Un 66% se sintió preparado para el uso de tecnologías. Ante los retos de la educación a distancia, casi el 80% de los maestros dijo que recibió apoyo de colegas y un 66% del director.

En 2019 el 71% de los niños y adolescentes de entre 3 y 17 años tenía conexión a internet en su casa, pero había una brecha de 50 puntos porcentuales entre los hogares del nivel socioeconómico muy favorable y muy desfavorable.

El rol Plan Ceibal fue importantes para sostener la enseñanza. La plataforma CREA fue la herramienta que tuvo el mayor aumento de uso entre 2019 y 2020, que en educación media e inicial fue entre cuatro y cinco veces mayor. 

A nivel de las oportunidades de aprender en 2020, en primaria y media alrededor de un 90% de los docentes dijo que ajustó mucho o bastante sus objetivos. Los maestros afirman que en 2020 fue mayor la realización de prácticas de enseñanza más tradicionales por encima de las que requieren de un trabajo más autónomo de los alumnos. El énfasis en esas prácticas fue mayor en los contextos menos favorables.

Las características socioeconómicas y culturales del grupo de pares, la asistencia frecuente a la escuela y las expectativas de estudio fueron los factores que incidieron más en los desempeños en matemática de los alumnos de sexto de primaria en 2020. La estabilidad del director en el centro y las posibilidades de afrontar adecuadamente la pandemia son factores escolares que también pesan favorablemente. Se constató un efecto positivo del uso de la plataforma CREA sobre los desempeños. Las niñas presentaron menores desempeños en matemática y cuantas más veces se haya repetido, más bajos son los resultados que se obtienen. 

El informe se cierra planteando una serie de desafíos para la educación uruguaya: trayecto, egreso y desempeños acompañados de una importante inequidad; heterogeneidad en las oportunidades de aprender, y cambio curricular, que encierra el potencial de mejorar los logros y bajar la inequidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí