Elisa Sampietro de Forti es una de las tantas interesantes historias con las que uno puede encontrarse en una competencia tan importante a nivel internacional como lo es El Cruce. Allí, entre las montañas, esas que en nuestro país no tenemos pero que nos atrapan con su belleza e inmesidad, están presentes un puñado de corredores de nuestro departamento, que se fueron a probar y a superarse tanto física como mentalmente.

Elisa tiene 86 años y nació en la ciudad de Como, al norte de Italia. A los 14 años y en una época sumamente complicada sobretodo para el continente europeo, emigró desde su tierra natal hacia la República Argentina, su nuevo hogar.

Jugó al vóleibol hasta los 40 años, luego se dedicó al tenis y finalmente, cuando ya tenía 72 vueltas al sol, se encontró con un mundo nuevo, con una actividad que le cambió la vida y la hizo ejemplo de muchas personas, el running.

No fue fácil que la llevaran a las carreras y tuvo, según sus propias palabras, que insistir pero al final acompañó a un grupo de corredores y quedó fascinada para siempre.

En breve diálogo con HELVECIA Elisa destacó del running “la parte social, porque encontré amistad, compañerismo y me quedé”.

Su primer Cruce fue en el año 2013 pero con más cariño recordó su primera carrera que fue en Tandil y la misma tenía una extensión de 28 kilómetros. Sobre ella nos contó que “el profesor me había dicho que haga 10 kilómetros, pero recién ahí se empezaba a subir a la montaña así que seguí, completé los 28 kilómetros en algo así como 4 horas, así empecé”.

Una vez que se sintió aceptada y querida, algo que hoy en día le genera menos vergüenza que hace varios años atrás, dejó cualquier otra actividad que desarrollaba para dedicarse únicamente a correr.

Es por ello que hace unos años la periodista argentina Sol Navarro escribió un libro que habla sobre la vida de Elisa, el mismo se llama Elijo vivir, la nonna que corre. Fue presentado en 2018. Ese mismo año la legislatura porteña aprobó realizarle un acto en homenaje a su trayectoria deportiva, ese fue presentado por la diputada Michielotto perteneciente a la Comisión de Turismo y Deportes del bloque Vamos Juntos.

En el 2019 recibió otra caricia cuando se publicó la película (documental biográfico) llamada Como corre Elisa de los directores Gustavo Gersberg y Andrés Arbit. La película trata de Elisa corriendo 25 kilómetros en su tierra natal (junto con sus nietos), en Como, mientras cuenta su increíble historia de vida.

Entre otras cosas, fue declarada hace años Ciudadana Ilustre de Vicente López, en Buenos Aires, Argentina.

Desde su inicio en el mundo del running corrió en Brasil, Argentina, Uruguay e Italia.

Elisa dijo a HELVECIA que tiene la costumbre de “no mirar el reloj porque mi meta es llegar y cuando llego al arco es algo increíble, entonces pienso que a veces las piedras que la vida te pone en el camino las podes pasar”. Al running le agradece “el carácter, porque yo era muy tímida, de chica lloraba mucho y ahora me siento querida, los abrazos me entran, los siento realmente, no hice nada para merecer esto, antes me sentía incómoda, como que no lo merecía, pero al final me tuve que convencer”.

A los nuevos corredores y a los que todavía no se animan, les dejó un consejo “tienen que empezar corriendo un poco y caminando hasta llegar a trotar más tiempo seguido” y lo más importante para el final “disfruten la carrera y olvídense del reloj”.

Foto y nota: Daniela Hernández desde Argentina.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí