Aunque con muchas más dificultades de las previsibles, Peñarol terminó consagrándose Campeón Uruguayo 2021 con absoluta justicia, porque fue el mejor equipo por lejos a lo largo del año. Plaza fue un dignísimo rival y aunque era evidente que tenía escasas posibilidades de llevarse el título en una definición larga de tres partidos ante Peñarol, apostó todas sus esperanzas al partido de anoche, que de ganarlo le llevaba a la Libertadores en fase de grupo, lo que significaban tres millones de dólares asegurados.

EXITOSO PLANTEO DE PLAZA
Los profetas de la corrupción, que aparecen en cada oportunidad que se dan circunstancias parecidas; que por lo general, no “pierden” diez minutos ante una pantalla con un partido de fútbol ni han pisado una cancha ni para ir a tomar mate, ya aseguraban la victoria de Plaza por una doble finalidad: dejar a Nacional afuera de la fase de grupo de la Libertadores haciéndole perder tres millones de dólares; y forzar otros dos partidos, con la posibilidad de recaudar más de medio millón de dólares por concepto de entradas.
Una vez más, la realidad les dio un revolcón: Peñarol ganó, Nacional pasó a la fase de grupo y se perdieron las dos recaudaciones mencionadas.
Para que la definición se hiciera tan cerrada en este partido, tuvo que darse un exitoso planteo de Plaza, con su clásica línea de 3 en el fondo; dos carrileros muy preocupados por la subida de los marcadores de punta aurinegros (sobre todo Camargo por la izquierda); Fernández por delante de esa línea y dos volantes muy trabajadores en la tarea defensiva: Calleros y Leonay Souza, que se encargaron de interrumpir los circuitos Torres-Canobbio-Giovanni González, dejando sin suministro de juego a Álvarez Martínez, que debió tirarse atrás a buscar la pelota, para caer en el enredo del medio campo.

PEÑAROL MÁS OFENSIVO
Los aurinegros salieron de su habitual 4-2-3-1, para pasar a un 4-1-4-1, con Trindade por delante de la línea de fondo y Gargano sumado a una línea de 4 volantes con neta vocación ofensiva.
De esa manera, Peñarol asumió el protagonismo desde el primer minuto con gran ritmo e intensidad, que pareció empezar a plasmarse con cabezazo de Ceppelini por izquierda antes del segundo minuto, que exigió a Mele, quien volvía a la valla coloniense tras su lesión.
Pero fue un espejismo. Después de esa jugada, prácticamente no hubo acciones de riesgo en las áreas. Hasta que se produce un penal de esos que se cobran ahora, por una mano de Kagelmacher que estaba de espaldas al saltar. Con eso de que ahora no se tiene más en cuenta la intención, se cobran penales insólitos como este, que como si fuera poco, lo señaló el asistente de línea, pese a que había VAR, que no se consultó para esa incidencia. Curiosidades del fútbol uruguayo…
Renzo López convirtió el penal con violento disparo a la izquierda, a media altura, mientras Dawson se tiraba a la derecha.
La ventaja le permitía a Plaza un planteo cauteloso, procurando aprovechar alguna oportunidad de contragolpe con la velocidad y habilidad de Dibble. Sin embargo, no se pudo replantear el partido, porque Peñarol llegó al empate a menos de 5 minutos. Un centro frontal que baja Álvarez Martínez de primera a la izquierda para un Torres que entraba insólitamente solo, y saca zurdazo rastrero al caño izquierdo, cruzado, que hizo estéril el esfuerzo de Mele.

RUMBO A LOS PENALES
En el complemento siguió Peñarol como dueño del partido, pero sin otras distracciones defensivas de Plaza como la del gol. De esa manera se mantuvo el empate con escasas acciones de gol.
Ambos técnicos apelaron a cambios. Mascia, Suhr, “El Cebolla” Rodríguez, Umeres y Redín en Plaza; “Cavanito” Bentancourt, Musto, Gaitán, Álvarez Wallace y Busquets en Peñarol, aunque este último obligado por lesión de “Paco” Rodríguez.
Se llegó al alargue donde no se alteraron las características del partido y así se fue a los penales.
La definición pareció inclinarse hacia Plaza, cuando Mele le atajó el disparo a Musto. Se emparejó cuando Yvo Calleros remató alto su penal. La serie terminó 4 a 4 y se empezó con las series de un penal por equipo, que se mantuvo equilibrada hasta que Zeballos tiró la pelota por encima del horizontal; y el argentino Gaitán hizo su único aporte desde que está en Peñarol, rematando con acierto su penal para darle la victoria a los aurinegros.

LOS DETALLES: PEÑAROL 1 PLAZA 1. Por penales: Peñarol 8 – 7. Estadio “Centenario”. ÁRBITRO: Daniel Fedorczuk.
PEÑAROL: Kevin Dawson; Giovanni González, Carlos Rodríguez (69’ Ezequiel Busquets), Gary Kagelmacher y Edgar Elizalde; Jesús Trindade (99’ Damián Musto); Facundo Torres (106’ Nicolás Gaitán), Pablo Ceppelini (106’ Agustín Álvarez Wallace), Walter Gargano (82’ Ruben Bentancourt) y Agustín Canobbio; Agustín Álvarez Martínez. D. T. Mauricio Larriera.
PLAZA: Santiago Mele; Haibrany Ruiz Díaz, Guilherme Café (65’ Ezequías Redín) y Nicolás Olivera; Álvaro Fernández (91’ Cristian Rodríguez); Emilio Zeballos, Yvo Calleros, Leonay Souza y Gonzalo Camargo (91’ Leandro Suhr); Nicolás Dibble (96’ Juan Cruz Mascia) y Renzo López (106’ Elías Umeres). D. T. Eduardo Espinel.
GOLES: 1er. Tpo. = 34’ 22” R. López (PL) de penal; 39’ 03” F. Torres (PEÑ)
AMONESTADOS: 31’ W. Gargano (PEÑ); 56’ N. Dibble (PL); 78’ N. Olivera (PEÑ); 116’ D. Musto (PEÑ)
PENALES:
J. C. Mascia (PL) = GOL
A. Álvarez Martínez (PEÑ) = GOL
H. Ruiz Díaz (PL) = GOL
D. Musto (PEÑ) = ATAJADO por Mele
E. Umeres (PL) = GOL
A. Canobbio (PEÑ) = GOL
Y. Calleros (PL) = Desviado por arriba
R. Bentancourt (PEÑ) = GOL
L. Souza (PL) = GOL
A. Álvarez Wallace (PEÑ) = GOL
L. Suhr (PL) = GOL
E. Busquets (PEÑ) = GOL
E. Redín (PL) = GOL
E. Elizalde (PEÑ) = GOL
N. Olivera (PL) = GOL
G. González (PEÑ) = GOL
E. Zeballos (PL) = Desviado por arriba
N. Gaitán (PEÑ) = GOL

R. Leizagoyen
raddyleizagoyen@gmail.com
Whatsapp 098 358 507

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí