Durante los primeros años de la fundación de la colonia suiza existieron varios colonos ilustres, el maestro Jakob (Santiago) Wohlwend fue uno de ellos. Su firma aparece por primera vez en un documento que se enterró con la piedra fundamental de la Capilla de la Congregación en 1863. El documento, que fue escrito en alemán y también en francés, fue extraído 99 años después durante los festejos del centenario de la colonia suiza en 1962. Desafortunadamente el documento estaba afectado por la humedad y se dañó cuando se extrajo sin tomar precauciones.

Estos individuos con educación eran elegidos para cargos de liderazgo dentro de la comunidad. Santiago Wohlwend fue: 1. Primer presidente del Consejo de Educación, enseñaba el nivel más alto de estudiantes en la escuela comunal, propuso fundar una Escuela de Perfeccionamiento, probablemente sobre estudios secundarios y tecnológicos; 2. secretario del Consejo Comunal y miembro de la Junta Auxiliar, la que sustituyó al Consejo Comunal; 3. Primer presidente de la Congregación Evangélica.

LOS PRIMEROS MAESTROS
El Museo y Archivo Regional de Colonia Suiza publicó un excelente artículo llamado “La enseñanza en la Colonia Suiza Nueva Helvecia en sus primeros cincuenta años”. Por primera vez tenemos claro cuál fue la función que cumplieron los primeros maestros de la escuela comunal que tenía sus aulas en la Capilla de la Congregación, la que fue construida con el aporte de los colonos, tuviesen hijos o no. Y si no podían donar capital, donaban su ayuda física. El artículo dice: “El dictado de los cursos estaba a cargo del maestro Francisco Wullich, quién dio clases en los primeros tiempos, y hasta que, por razones económicas, no fue posible cubrir el costo de las mismas. Elías Huber participaba de las actividades docentes de esta escuela impartiendo los tres cursos inferiores en las tardes, mientras que Wullich dictaba los tres cursos superiores, en alemán y español por la mañana. También dictaron clases en esta escuela los maestros Jacobo Wohlwend, Jacob Schaellibaun y Augusto Kamieth.” El 4 de abril de 1876 se eligió por asamblea general la Comisión Escolar, la que fue presidida por Santiago Wohlwend, secundado por Elías Roth, José Greising, Herman Imhof y Alejandro Schwyn.

Wohlwend fue un verdadero visionario cuando propuso crear una Escuela de Perfeccionamiento, 20 años antes de la fundación del liceo de Colonia Valdense en 1888 y 60 años antes de la creación de la Escuela de Lechería. Es más, se especula que el liceo de Colonia Valdense se fundó gracias a la idea visionaria de Wohlwend. A este liceo acudieron, por décadas, alumnos de Nueva Helvecia, incluyendo a mi padre, Néstor Ettlin Bratschi, hasta que se fundó el liceo frente a la Plaza de los Fundadores. La iniciativa de Wohlwend fue apoyada por los maestros Wullich y Huber y aprobada por la comunidad, pero por falta de recursos la Escuela de Perfeccionamiento no se hizo realidad.

En el primer Consejo Comunal vemos el nombre de Santiago Wohlwend como secretario, Elías Huber como presidente y Federico Guillermo Bion como vice-presidente. Desde el establecimiento de la colonia en 1861 y por 15 años más, el Consejo Comunal funcionaba como el gobierno local. La primera Junta Auxiliar remplazó al Consejo Comunal a partir del 13 de junio de 1876, al mismo tiempo que se estableció el Juzgado de Paz. El presidente de la Junta fue Federico Fischer, acompañado de Santiago Wohlwend, Teófilo Karlen, Dr. Herman Imhof, José Greising, Eduardo Roth, Luis Biny y Santiago Häberli como secretario.

PRIMER PRESIDENTE DE LA CONGREGACIÓN EVANGÉLICA
En el libro de Juan Carlos Wirth “Historia de la Iglesia Evangélica de Nueva Helvecia” nos informamos que Santiago Wohlwend fue el primer presidente de la Congregación Evangélica. Esta congregación ocupa en la actualidad la chacra que el banco Siegrist y Fender habría donado para usufructo comunal, ubicada por donde pasaba el Camino Real que se dirigía a Colonia del Sacramento. El primer edificio que se levantó en esta chacra fue la Capilla de la Congregación (1866), donde se daban misas alternadas semanalmente para católicos y protestantes. En la misma chacra ya existía el Cementerios Evangélico (1863), que en un principio aceptaba a difuntos protestantes y católicos; algo que incomodaba a algunos feligreses. Fue debido al conflicto del cementerio que los católicos decidieron hacer su propia iglesia en otra chacra en frente a la Plaza de los Fundadores. Al poco tiempo se transfirieron los cuerpos de los católicos a un terreno donde hoy día se encuentra el Municipio de Nueva Helvecia (posteriormente estos cuerpos fueron trasferidos al Cementerio Municipal). Este cambio se pudo lograr debido a que la congregación evangélica pagó a los católicos el derecho de quedarse con la Capilla de la Congregación, el cementerio Evangélico y de poder edificar su propia Iglesia Evangélica (1887) en el predio que originalmente había donado a la comunidad el banco suizo.

Vemos en el censo de Doroteo García de 1864 que Wohlwend llegó a la colonia suiza en febrero de 1862 con su esposa Elizabeth (Elisa) y 5 hijos, todos procedentes de Sennwald, cantón de St. Gallen, Suiza. Por otro lado, la historia familiar indica que Elisa Wohlwend llegó un año después que su esposo. De acuerdo a las palabras textuales del Dr. Carlos Crembil de Argentina (descendiente de los Wohlwend), “Juan Jakob (Santiago) Wohlwend: nació el 2 de marzo de 1818 en Sennwald, St. Gallen. El pasaje dice que salió de Basilea en tren a Burdeos y de allí a Montevideo. El costo del viaje fue de Fr. 280; el pasaje fue comprado el 25 de noviembre de 1861. Arribó en febrero de 1862. Falleció en 1888. Elizabeth (Elise) Wohlwend. Padre Ulrich Wohlwend, nacida en mayo de 1818. Suiza de Sennwald, St. Gallen. El pasaje dice que vino con 42 años con sus seis hijos: Bertha, 20 años; Ema, 19 años; Nina 16 años; Alberto, 11 años; Elisa, 5 años y Ernst, 1 año y medio. Ruta: St. Gallen, París, El Havre y Montevideo. Fecha de embarque: 20 de abril 1863, en el buque a las órdenes del capitán Paul Adrian. Arribaron el 10 de junio de 1963. El costo del pasaje fue Fr. 300 para los mayores (4) y Fr. 200 para los menores (3). Costo total: Ft. 1.800. Pasaje comprado en St. Gallen el 1 de abril de 1863. Falleció el 11 de noviembre de 1893 de Arteriosclerosis.”

  • Agradezco la colaboración de la Sra. Celia Susana Wohlwend Moyano, descendiente de Santiago Wohlwend. Con su aporte es que podemos hacerle honor a tan ilustre personaje, quién tuvo una gran influenciarte durante los primeros años cruciales de la creación de la colonia suiza, Nueva Helvecia. -Publicado en la edición papel de HELVECIA del viernes 9 de diciembre de 2021.
Jakob (Santiago) Wohlwend y esposa Elizabeth. Cortesía del Dr. Carlos Crembil.
Por Marice Ettlin Caro – marice.caro@gmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí