Según un relevamiento realizado por el Centro Hospitalario Pereira Rossell, en el último año hubo un aumento considerable en la cantidad de casos de niños quemados en el hogar que ingresaron al Centro de Quemados de Niños, donde la mayor causa (un 80%) es el agua caliente del mate y se han visto casos graves de electrocución.

Las cifras, que ya habían aumentado durante la pandemia, tienen un crecimiento de un 15 % de quemaduras en niños en el último año, razón por lo cual desde la Sociedad de Cirugía Plástica se convoca a la sociedad a ser responsables con los más chicos de la casa.

Para Beatriz Manaro, director del Centro de Quemados del Pereira Rossel y vicepresidenta de la Sociedad de Cirugía Plástica, sorprenden también otras cifras, como el crecimiento de quemaduras en niños menores de 4 años y de niños en el interior del país por accidentes intrafamiliares.

En ese sentido, el Centro de Quemados de niños del Pereira Rossell en conjunto con la Sociedad de Cirugía Plástica del Uruguay y el apoyo del Sindicato Anestésico Quirúrgico, presentan medidas de contención y recaudo para las fiestas navideñas, fechas en las cuales cada año aumentan un 10% los casos de quemaduras y accidentes graves, principalmente en niños.

Además, los especialistas alertan sobre un moderado aumento de mordeduras de perros y piden tener especial recaudo con niños autistas, los cuales tienen una mayor sensibilidad ante la pirotecnia que el resto de los niños.

También es importante tener en cuenta la manipulación de los fuegos artificiales, ya que la misma debe ser realizada exclusivamente por adultos, quienes deben ser los responsables de brindar seguridad y protección a los más pequeños de la casa.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí