El viernes 23 de diciembre se llevó a cabo la última sesión del año de la Junta Departamental de Colonia, instancia en la cual se trató como único punto del Orden del Día “recibir en régimen de Comisión General al alcalde y concejales del Municipio de Colonia Valdense”.

Éstos habían sido convocados a Sala para analizar la situación que atraviesa ese municipio tras un comunicado emitido el 20 de octubre por concejales que discrepan con el accionar del alcalde, Andrés Malán.

La reunión se desarrolló, primero escuchando a los concejales, tres de los cuales expresaron su mal relacionamiento con el alcalde en tanto uno se mostró a favor de éste, y luego dando la oportunidad al alcalde de dar su versión en forma individual sobre los temas abordados.

Todo comenzó a partir de una decisión del alcalde, que ante una denuncia de vecinos que se estaba pintando una de las cabeceras del puente sobre el nuevo tramo de la Ruta 1, llamó a la Policía para intervenir. Entendemos que la actitud fue poco diplomática y que se debería haber procedido de una manera más simple, en primer lugar acudiendo al lugar y conversando con el infractor para que desistiera de su accionar, pero si bien se podrá estar de acuerdo o no con el proceder del alcalde, es claro que se ajusta a lo establecido en la Ley Nº 19.120 -aprobada en el Parlamento Nacional en agosto de 2013- que refiere a la “conservación de los espacios y bienes públicos y privados que sean de uso público”, el deber de utilizar adecuadamente los mismos, las faltas por la afectación y el deterioro de los mismos, y la pena de  trabajo comunitario que se impone a quien comete una falta. Los concejales antagonistas del alcalde manifestaron su disconformidad con su proceder y argumentaron que ese espacio público no es jurisdicción municipal, sino del MTOP, y que nada sabían que allí, como adujo el alcalde, se preparaba un diseño por parte del Municipio.

A juicio del Partido Colorado, los diferendos que se iban exponiendo en Sala se fueron debilitando al dar lectura a las referencias al respecto en las Actas, cinco de las cuales dejaron en evidencia que los concejales estaban en conocimiento de que el profesor Diego Dotti y sus alumnos estaban realizando diversos diseños para las cabeceras, que el Municipio requería 100 litros de pintura blanca para enlucir las mismas, y que el MTOP había remitido una nota autorizando al Municipio a pintarlas. Todas esas Actas estaban firmadas por todos los concejales. Ello dejó muy claro la  falta de comunicación entre ambas partes, como así también el incorrecto uso del Reglamento, por ejemplo, cuando hay que dilucidar los temas a votación, ya que habrían existido instancias en que las decisiones de la mayoría de los concejales no habrían sido respetadas por el alcalde, que habría actuado por iniciativa propia.

En sala, el Partido Colorado pudo apreciar dos versiones. Claramente, se trata de desacuerdos internos que deben ser solucionados por los propios integrantes del Concejo Municipal, electos por el voto de la ciudadanía, y no mediante la injerencia de la Corporación, en el entendido que en este caso puntual no se trata de una tarea de contralor o de fiscalización que la Junta debiera llevar adelante, sino de un problema de relacionamiento doméstico.

En esas circunstancias, el Partido Colorado propuso una moción, que expone claramente la situación, lejos de ser “de una liviandad previsible” y de diluir “las responsabilidades en todos los integrantes del Concejo y llenando de palabras con generalidades, para terminar diciendo nada relevante sobre la contienda planteada”, como señaló a título individual -queremos creer- un edil del P. Socialista que además agravió gratuitamente al Partido, al pueblo y a los ciudadanos colorados señalando que “ellos se pueden dar ese lujo porque en general los problemas los ven de afuera: no tienen representación en casi ningún Municipio coloniense”.

La moción colorada señalaba lo siguiente:

“Escuchado el señor alcalde y los concejales del Municipio de Colonia Valdense con relación a la convocatoria de que fueron objeto a fin de aclarar la presunta situación de mal relacionamiento entre los integrantes del mismo, la Bancada del P. Colorado mociona:

  1. En el entendido que la Democracia se basa en la existencia de Instituciones vigorosas, sanas, bien estructuradas y que funcionen correctamente, exhortar al cuidado de las mismas y lo que ellas representan, en particular dado que la democracia representativa y participativa favorece la limitación del poder;
  1. En cuanto las Instituciones democráticas tienen por función mediar en las tensiones y mantener el equilibrio, tanto en lo individual como en lo colectivo, con objeto de reforzar la cohesión y la solidaridad sociales, y atendiendo a que la Democracia está basada en el derecho de todas las personas a participar en la gestión de los asuntos públicos, respetar las votaciones que emanen de las sesiones del concejo municipal en cuanto las mismas son de representantes de la sociedad;
  1. Exhortar a los integrantes del Concejo Municipal de Colonia Valdense a cumplir con el Reglamento Interno de los Municipios.

Colonia, 23 de diciembre de 2021.

Como partido demócrata que somos, abogamos por la defensa de las Instituciones y lo que ellas representan, como así también por el respeto por el voto popular y soberano que lleva a que tanto el alcalde como los concejales estén ocupando los lugares que la ciudadanía les ha confiado, y que deben ser ellos, y sólo ellos, quienes diriman sus problemas de funcionamiento interno.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí