En un hito para la medicina, cirujanos estadounidenses trasplantaron el corazón de un cerdo a un paciente humano en un último esfuerzo por salvarle la vida, y el hospital de Maryland donde se realizó el procedimiento señaló el lunes que el receptor se encuentra en buen estado tres días después de la cirugía experimental.

Si bien es demasiado pronto para saber si la operación funcionará en realidad, sí representa un hito en una cruzada de varias décadas por trasplantar algún día órganos de origen animal para salvar vidas humanas. Doctores del Centro Médico de la Universidad de Maryland señalaron que el trasplante demostró que el corazón de un animal genéticamente modificado puede funcionar en el cuerpo humano sin que se presente un rechazo inmediato.

El paciente, David Bennett, de 57 años, sabía que no había garantía alguna de que el experimento funcionara, pero se estaba muriendo, no era elegible para recibir un corazón humano y no tenía más opciones, comentó su hijo a The Associated Press.

“Era morir o someterme a este trasplante. Quiero vivir. Sé que las posibilidades son bajas, pero es mi última opción”, dijo Bennett un día antes de la cirugía, según el comunicado difundido por la Facultad de Medicina de la Universidad de Maryland.

El lunes, Bennett respiraba por sí solo, aunque seguía conectado a una bomba de derivación cardiopulmonar para ayudar a su nuevo corazón. Las próximas semanas serán cruciales: En ellas, el paciente irá recuperándose de la cirugía y los doctores monitorearán cuidadosamente el desempeño de su corazón.

Existe una enorme escasez de órganos humanos donados para trasplantes, lo que ha llevado a los científicos a intentar descifrar la manera de utilizar órganos de animales en su lugar. El año pasado se realizaron poco más de 3.800 trasplantes de corazón en Estados Unidos, una cifra récord, según la United Network for Organ Sharing (UNOS), organismo que supervisa al sistema nacional de trasplantes.

“Si esto funciona, habrá un suministro inagotable de estos órganos para pacientes que sufren”, dijo el doctor Muhammad Mohiuddin, director científico del programa de xenotrasplantes de la universidad.

FUENTE: AP.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí