El Consejo Empresarial de Sistema B destacó la importancia de continuar robusteciendo el compromiso de las compañías con la generación de impacto económico, social y ambiental en 2022.
Las empresas que eligen ser parte de este proyecto se inspiran en la visión de Sistema B, asumen un compromiso de mejora continua y se comprometen a sumar su aporte a los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Orientan sus capacidades y habilidades hacia la transformación de la economía y a la promoción de la felicidad.
En Uruguay, la propuesta continúa creciendo y en 2021 se sumaron al Consejo Empresarial de Sistema B: FNC, Pyxis, Nestlé, The Carbon Sink, LSQA y Darnel. Actualmente, el Consejo Empresarial de Sistema B en nuestro país cuenta con más de 30 miembros, que tienen seis compromisos en común: adhesión a los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS); medir los impactos de cada organización; ser referentes en la transición hacia una nueva economía; ser líderes con una participación activa en este movimiento; poner la experiencia y conocimiento en el mundo de los negocios al servicio de una economía de triple impacto; y movilizar recursos que permitan llevar adelante las acciones planificadas.
La reunión de cierre de las actividades de 2021 contó con la presencia de Pedro Tarak, cofundador y embajador global de Sistema B y Rafael Kemelmajer, director de Quinto Impacto, consultora que realiza desarrollos tecnológicos de triple impacto. Tarak subrayó el proceso que se lleva adelante en Uruguay y felicitó a quienes se han plegado en este compromiso. No obstante, señaló que aún queda mucho por hacer y puso algunos ejemplos hacia dónde avanzar: “¿Qué pasaría si los Estados y ciudades, a través de sus mecanismos de compras públicas, compraran incentivando el rol eficiente de las empresas?
Asimismo, indicó que existen procesos que ya se pueden visualizar: “en el comercio internacional también estamos comenzando a ver mutaciones para elevar el propósito y promover la resolución de temas sociales”.

Por su parte Kemelmajer, destacó que su empresa cuenta con la certificación B y es carbono neutral. Además, realizó un paralelismo entre Mendoza y Uruguay, dado que ambos son jurisdicciones modelo de Sudamérica para abordar la transición hacia la próxima economía de bienestar. Kemelmajer, agregó: “estamos haciendo que las cosas pasen en Mendoza, con acciones concretas, por ejemplo, estamos lanzando la primera licenciatura para personas que quieren liderar empresas con triple impacto, y eso nos muestra que lo verdaderamente importante es que todos seamos verdaderos canales para transmitir este compromiso”. Christopher Jones, embajador del Consejo Empresarial de Sistema B en Uruguay, expresó que el 2021 “fue un año muy particular y por ello, además de decir que la sustentabilidad llegó para quedarse, es importante que visualicemos la cantidad de personas que están comprometidas con ella. Tenemos una oportunidad única de mejorar nuestro país para las generaciones que vienen y nuestro rol es el de seguir influenciando y difundiendo nuestra historia”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí