Estos escritos, “Gaita”, gracias a Pablo (Cribari), son hechos en primera persona, rescatando vivencias, existencias propias en su gran porcentaje. Algo que periodísticamente, en la mayoría de las ocasiones no es del mayor interés. Claro, cuando uno ha vivido mucho y acumulado en el andar indefinido de la existencia, tantos aconteceres, permitido por el Sr. Director, se puede dar estos desplantes empalagosos.
Nueva Helvecia, aquella Colonia Suiza todavía pueblo, me vio llegar en brazos de mi adorada madre con un solo año de vida, en 1950. Los mas de 20 años que conviví con generaciones a mi semejanza me tatuaron en la mente y en el alma, cantidad de momentos, pasajes propios de un ser y de una población en desarrollo.

CRECER
Con 6 entrar en la Escuela N°10, al Club Artesano, la loca alegría de las caravanas ganadoras del rojo del Prado, de títulos de Liga. Etapa única artesanense, 1954 al 59.
Ese 56, Bella, Ivanscicht, Aloy, Bertotto, Mongelar, Licio, Goss, R. Sánchez, “Morenito”, Quincke N. Wibmer, P. Maciel, H. Mora. Campeón invicto desde la 1era división a 4ta. Aquel clásico del 4 a 1, la cancha abarrotada, mis ojos desorbitados y un hormigueo interno indescifrable.
El liceo viejo frente a la Plaza, las inundaciones del 59. Descubrimiento inquietante, mi casa en la lomita y el barrio lleno de agua desbordada, suelo inundable.
1958, una multitud abigarrada nunca vista, apretujada en la Plaza y alrededores. Llegada de Benito Nardone “Chicotazo” a un acto político partidario, Herrerismo. En el mencionado 58, el nacionalismo alianza Herrera – Nardone gana las elecciones nacionales luego de décadas del Partido Colorado. Método Colegiado. El líder parado junto al chofer de la camioneta, con su brazo derecho levantado a modo de saludo, ingresando por la calle principal y Treinta y Tres. Le seguían una fila alargada de tractores, autos, gente a caballo. El atril para el discurso estaba en la esquina de la mencionada Treinta y Tres y 18 de Julio.
Las dulces, tiernas, queridas maestras y profesoras de entonces, el exclusivo Profe Mendaña, figuras inconfundibles y siempre recordadas.
La Plaza de Deportes, los grandes festejos de los 100 años, desfilar por B. y Ordoñez ante el palco de autoridades, liceal del 62. La llamativa boina del Presidente de la Republica presente, E. V Haedo. La solemnidad ceremonial y los coloridos atavíos de los que desfilaban, marcaban el tic – tac del tiempo. “Aquí están los que faltaban”, murga del aniversario dirigida por el “Comisario” Troche, hermano de Horacio, Enrique, “Teco”. Compuesta por muchachos de la ciudad, especialmente del barrio “Estación”, lugar insigne y popular, de tantos ejemplares actores, deportivos, culturales, humanos, sencillos, humildes.

HERMOSO PERIODO
1962, el histórico y mejor plantel tricolor, Falcon, R. Fripp, Cáceres, Volcan, A. Acevedo, Camilo Curuchet, “Pirulo” Urrutia, “Bombita” Acevedo, W. Rodríguez, Aco, “Vintén”, Trejo, “Cacho” Viega, Núñez.
Abril de dicho año, fallece “Panchillo”, E. Greinsing, accidente fatal.
1964 – 1966, escuadras de Plaza campeonas con futbolistas excepcionales. P. Collazo, Domínguez, Mazzola, Troche, Cuayato, W. Rodríguez, J. C. Cabrera, “Tudy” Heind, “Toto” Muniz, Gazza, Arnoldo Pérez, Cornú, André, “Vintén” Collazo, Mañana, Diano.
Un técnico fuera de serie, conocedor a todos los niveles, “Ronco” Morales.
La selección helvética ganadora 5 veces, del 60 al 66, en el departamental.
La vecindad, el intercambio comunitario repleto de actos solidarios, amables, afectivos, sanos. Un tiempo hecho de descubrimientos, de aprendizajes, de vinculaciones, despertando al vivir, sumando mojones de un camino existencial a devenir. Convivencia feliz con la inocencia e ingenuidad de los principios y de la vitalidad, energía, inquietudes, entusiasmo, adrenalina de la adolescencia y juventud.
Gracias gente, población, de una época de puertas abiertas y corazones al aire libre, manos extendidas, apoyos constantes, alentadores, estimulantes.
¡Felicidades Pueblo!

AL CIERRE
Me pongo reflexivo. Vislumbrando en el horizonte los últimos destellos existenciales, a la par de los recuerdos antes dichos, aparecen frases de un celebre de las letras, J. L. Borges. Un sueño imposible del hombre es el del regreso. Volver al pasado, un sueño utópico, pero ciertamente tan ansiado. “Tarde Piaste”.

Hasta Siempre.

FOTO. RONALD MANZOLIDO.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí