Cuando el 16 de abril de 1998 el público de la zona tuvo la oportunidad de ocupar; las, hasta ese momento, butacas vacías de nuestra sala, eran otros tiempos. Acosta, “Chorly” y “Pepe” lograron que los viejos proyectores PHILLIPS de 1955 se echaran a andar y produjeron el milagro de exhibir un estreno mundial como Titanic; 5000 espectadores pasaron por la sala en un solo fin de semana. La noticia de la reapertura, como tal vez ninguna otra lo ha hecho en la zona hasta el presente, tuvo amplia repercusión mundial. La
región y sus habitantes de manos de la 1a. Comisión directiva habían logrado una verdadera hazaña.
Hoy en día, las complejidades de la industria de la exhibición cinematográfica internacional, nos juegan una mala pasada a tal punto que no estamos seguros si el próximo 16 de abril de 2023 podremos festejar nuestros primeros 25 años de increíble resistencia, quizá esas mismas butacas vuelvan a quedar vacías y esta vez, para siempre.
La triste realidad es que estamos sin poder acceder a los estrenos simultáneos mundiales, porque para eso debemos adquirir un servidor de nueva generación que nos permita volver al sitial que manteníamos en la comunidad. El precio de ese artilugio es de poco menos de US$10.000. Con ese objetivo es que nos veremos forzados a apostar nuevamente a la colaboración ciudadana hasta lograr este objetivo absolutamente imprescindible.
Podríamos pensar también, que el Cine Helvético lograría mantenerse sólo como sala de espectáculos en vivo pero aquí nos encontramos que en el transcurso de todos estos años han surgido nuevas salas en otras localidades ejerciendo, en algunos casos, una dura competencia en cuanto a costos e infraestructura que nos deja a la zaga.
Por estos motivos es que en pocos días más presentaremos una serie de medidas y beneficios para recaudar fondos además de invitarles a participar activamente para mantener nuestra sala activa y poblada, en la medida de sus posibilidades.
Cuando el próximo 16 de abril de 2023 finalmente podamos celebrar nuestros primeros 25 años de gestión popular; comprobaremos entonces que no nos quedamos solos; y si las butacas no se vuelven a ocupar para siempre, todos tendremos de una u otra manera una parte de culpabilidad.

Comisión Directiva
Junio de 2022

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí