El próximo domingo 2 de octubre, una vez más Nueva Helvecia dará la bienvenida a la columna de jóvenes que vienen caminando 75 kilómetros desde Libertad.

En un diálogo con Ange Constanzo nos cuenta detalles de esta iniciativa.

¿Cuánto tiempo ponen para recorrer esa distancia tan larga?

Es un día y medio que parece una locura (y lo es) pero es muy realizable; la cuestión no es tanto estar entrenado sino motivado y poner la fe en marcha, pero obviamente es importante arrancar bien desayunando y mantenerse todo el camino bien hidratado e ir comiendo fruta y demás cosas que nos ofrecen los autos de apoyo en el camino. Tampoco es la idea que nadie se desarme, podés subir a esos autos cuando quieras, incluso elegir de entrada peregrinar como auto de apoyo en vez de caminar, esa también es una gran entrega.

¿Cuáles son las etapas de la marcha?

Salimos de Libertad a las 8.30, caminamos haciendo paradas breves en estaciones y llegamos por la noche a Ecilda Paullier donde dormimos en una escuela sobre colchones.

¿Y el motivo de esta caminata?

Puede haber tantos propósitos como caminantes (peregrinos), porque creemos que al sentido profundo se lo da cada persona al elegir caminar y disponer su corazón a sorprenderse en esos días, a dejar que Dios y la Virgen María obren en ellos, a poner en cada paso una intención, una persona, un anhelo, una frustración… algo que me preocupa o que me hace soñar, la incertidumbre ante ciertas situaciones que no podemos cambiar o que no entendemos, las alegrías y los dolores.

Entiendo que esos son motivos a nivel personal. ¿Cuál es el móvil de los jóvenes en su conjunto?

En el camino vamos descubriendo el regalo de vivir todo esto en comunidad, entre otros que también viven esas cosas, quizá muy distinto de lo mío pero también con disposición, o con algo que lo llevo hasta ahí, como vos.

¡Una marcha llena de sorpresas! ¿Y la meta final?

La gran meta para nosotros es María en el Santuario, es llegar con todo ese cansancio pero alegres y entregarnos a la paz de sentirnos en casa. Es cantar juntos para Ella y sentir como -mucho más allá del dolor en los pies y demás- el corazón no está igual, vos no estás igual. Seguramente aquellas cosas que traías por las que querías caminar, no cambiaron todavía, pero cambiaste vos, adquiriste una nueva perspectiva, lograste ir más allá

¿Quiénes son los iniciadores de esta marcha?

La juventud de Schoenstatt, un Movimiento de la Iglesia Católica en Uruguay. Los jóvenes queremos ofrecer 75km. de amor para la Virgen de Schoenstatt que nos espera en el Santuario de Nueva Helvecia, primer Santuario filial de Schoenstatt, de los más de doscientos que hay por todo el mundo.

¿Es una actividad abierta para todos los que deseen sumarse?

Es un día y medio de camino que compartimos entre amigos y a veces también entre desconocidos, porque es abierta a quien quiera venir. Es una invitación a entregar lo que llevamos en el corazón -tenga que ver con la fe o no- y rezar de otra manera: con el cuerpo, caminando.

¡Les deseamos lo mejor a todos los que participen en la caminata y desde ya les damos una calurosa bienvenida en Nueva Helvecia!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí