Uruguay no convenció en ningún plano y completó una pobre demostración futbolística en el debut en el Mundial 2022. Había expectativas desmesuradas y por eso mucha gente quedó decepcionada. En lo personal, no esperaba mucho más de lo expuesto, aunque sí es preocupante la reiteración de errores de otros tiempos.

UN PROTAGONISMO QUE NUNCA SE LOGRÓ
Alonso había dicho que este era EL partido. Suponíamos que el rival estaba muy estudiado. Y esperábamos que, con nuestras ya conocidas limitaciones en gestación de fútbol, podríamos imponer algunas de nuestras individualidades para salir a protagonizar el partido e imponer nuestras condiciones.
Sin embargo, fue Corea el que salió a tomar la conducción del partido, con un gran pressing sobre nuestros hombres de ofensiva; un juego veloz y gran movilidad, aunque con escaso peso ofensivo.
Nuestra defensa, que era lo que más dudas previas causaba, respondió bien, con Godín en muy buena actuación; con Josema en su mejor nivel; y con Cáceres aplicado y eficiente. Lo más flojo estuvo donde menos dudas teníamos: por el lado de Olivera.
Pero el gran déficit de Uruguay estuvo en la producción de juego, porque los volantes jugaron cambiados. Rodrigo Bentancur fue el más atrasado, Valverde jugó muy lejos del área rival; y Vecino, el menos dotado para definir, fue el que más se acercó a los delanteros.
Pellistri se desgastó en una constante tarea de marca sobre el astro coreano Heung-min Son y cada vez que intentó desbordar, fue escalonado y anulado. Mientras que Darwin Núñez, el mejor por lejos, jugó demasiado abierto, para permitir a Suárez movilizarse por el medio, con un aporte prácticamente nulo del goleador.
Dos largos pelotazos de más de 60 metros de Giménez, fueron las mejores oportunidades ofensivas de Uruguay: en una, fue Valverde el que se filtró por única vez como un centrodelantero, dominó de derecha en el área y remató alto de zurda; y en la segunda, Pellistri a espaldas de los zagueros metió cabezazo al medio que Núñez no logró conectar a la red por centímetros.
Tras esto, corazones paralizados; desborde por el lado de Olivera, pase atrás y Ui-Jo Hwan solo por el medio, a 7 metros de la valla y de frente, remató alto.
Sobre el final, corner de la derecha, cabezazo de Godín y la pelota que da en la base del caño derecho.

ALONSO A LO TABÁREZ
Lo que más criticábamos de Tabárez (la demora en los cambios y el “comerse” algunos sin motivo) volvió como un deja vú. La etapa inicial terminó con un 67 % contra un 24 de posesión a favor de Corea: Uruguay la miró pasar. El pobre primer tiempo de Uruguay requería cambios al comienzo del 2º tiempo. Pero recién a los 64 reaccionó Alonso y sacó a Suárez. Y a los 78, dio entrada a De la Cruz y Viña, por Vecino y Olivera que hacía largo rato que no justificaban su permanencia en la cancha.
Y sobre el final, dio entrada a Varela por Pellistri, agotado por su doble función casi como carrilero con largos desplazamientos.
Hubo muy pocas acciones de riesgo en el complemento. Un largo envío de Godín para la entrada de Núñez por izquierda, desborde y pase al medio que cortó el portero coreano; un disparo frontal de Gue-sung Cho que se fue apenas contra el caño izquierdo; un remate de Núñez de 25 metros que se fue rozando el caño izquierdo y que Cavani casi alcanzó a desviar a la red; un remate de Valverde de 25 metros que se estrelló contra el caño derecho cerca del horizontal; y en el último minuto, Rochet se la deja de frente nada menos que a la estrella coreana, que sacó tremendo balazo apenas desviado.

PREGUNTAS SIN RESPUESTAS
Uruguay jugó mal. Faltó la conducción de Bentancur y Valverde, aunque ambos fueron de los mejores aún por debajo de sus niveles. Tuvo rendimiento aceptable en defensa y muy pobre de mitad de cancha hacia arriba. Solo con 3 pelotazos muy largos desde la defensa, creó peligro, además de las mencionadas pelotas en los caños.
Quedaron varias dudas: ¿por qué nunca cambió su tesitura Uruguay y trató de apretar al rival e imponer su ritmo? ¿Por qué no tuvo minutos De Arrascaeta en medio de un panorama de creatividad nula? ¿No hubiera sido mejor pasar a Darwin al medio por Suárez y hacer ingresar a alguien que pudiera crearles juego como Facundo Torres? Si quería sacrificar el ataque por derecha para doblar la marca sobre Son, ¿no era más adecuado Canobbio para esa función?
En fin, que comprometimos seriamente la clasificación, porque no pudimos ganarle al aparentemente menos fuerte del grupo. Ahora tendremos que jugarnos la vida el lunes a las 16.00 ante Portugal, que hoy ganó sin demostrar nada del otro mundo; con un penal inventado para Ronaldo; y con un blooper del portero Diego Costa que no culminó en el empate, porque el delantero de Ghana se resbaló con la valla libre.

LOS DETALLES: URUGUAY 0 – COREA DEL SUR 0. Estadio: “Ciudad de la Educación” (Al Rayyan – Qatar). ÁRBITRO: Clément Turpin (Francia)
URUGUAY: Sergio Rochet; Martín Cáceres, Diego Godín, José Ma. Giménez y Mathías Olivera (78’ Matías Viña); Federico Valverde, Rodrigo Bentancur y Matías Vecino (78’ Nicolás De la Cruz); Facundo Pellistri (88’ Guillermo Varela), Luis Suárez (64’ Édinson Cavani) y Darwin Núñez. D. T. Diego Alonso,
COREA DEL SUR: Seung Gyu Kim; Moon-hwan Kim, Min-jae Kim, Young Gwan Kim y Jin-su Kim; In-Beom Hwang (74’ Son Jun-ho) y Woo-Young Jung; Song-Ho Na (74’ Kang-in Lee), Jan-Sun Lee y Heung-min Son; Ui-Jo Hwang (74’ Gue-sung Cho). D. T. Paulo Bento.
AMONESTADOS: 56’ M. Cáceres (U); 88’ Gue-sung Cho (C).

R. Leizagoyen
raddyleizagoyen@gmail.com – Whatsapp 098 358 507

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí