La sequía y las altas temperaturas, están teniendo consecuencias preocupantes en la zona, esta situación, como es natural, preocupa al sector rural, no solo por la falta de agua en los plantíos, sino para el consumo de los animales.
Gabriel Bagnato, Gerente de CRADECO, -Colonia Valdense-, recordó que en 2022 las precipitaciones estuvieron entre los 750 y los 800 mm. en la zona, lo que significa un déficit anual de unos 400 milímetros, a lo que hay que agregarle déficits de años anteriores, que se acrecientan con las altas temperaturas.
De todos modos, agregó que las cosechas de invierno pueden considerarse “buenas” en cuanto a rendimiento y calidad.
Más afectado se vio el sector ganadero que, debido a la escasés de lluvias, ha debido recurrir a las reservas que, habitualmente se guardan para el invierno y, como consecuencia, la necesidad de los productores de alimento sustitutivo para los animales.
Bagnato insistió, entonces, en que el sector ganadero, por la falta de alimento, que afecta también la producción de carnes y leche, es el más perjudicado y define el panorama actual como “muy complicado”, con cultivos que ya se ven afectados y con el ganado comiendo las reservas del invierno y con poca agua para beber.
Agregó que aún si hoy o en los próximos días, hubiera lluvias medianamente abundantes, recién se podría comenzar a plantar verdeo en febrero.
“Se han unido un montón de cosas que generan un escenario muy complicado, donde nos estamos comiendo reservas que podríamos haber aprovechado más adelante, con cultivos que pudieron hacerse en noviembre y diciembre, que hoy están implantados pero con una gran falta de agua”, dijo Bagnato, agregando que “si llueve hoy, esa lluvia no va a traer pasto” por lo que, insistió, “estamos en una situación bien crítica”
El Gerente de CRADECO considera que, aún si en las próximas horas o días hubiera lluvias abundantes, hay una situación creada “con desafíos muy importantes para los primeros meses de 2023 porque ya hay un daño que se generó, que va a traer incrementos de precios y una situación financiera difícil en los diferentes rubros”.

Laguna Gilomen
En Nueva Helvecia, donde el Río Rosario muestra una bajante poco frecuente, que está afectando el suministro para el consumo humano, animales y plantas, ya que, la Laguna Gilomén, de donde OSE hace las tomas para  potabilizar y abastecer, no solamente a nuestra ciudad, sino a las vecinas Colonia Valdense y La Paz, ha alcanzado un nivel crítico y las autoridades trabajan buscando una solución alternativa a las eventuales lluvias que pudieran producirse en las próximas horas.
Desde el jueves 5, desde OSE y desde el Municipio se está exhortando a los vecinos a hacer un uso responsable del agua, priorizando el consumo humano, porque, como señala la campaña iniciada en tal sentido, “cada gota cuenta”
Se recordó que desde hace unos años, OSE discontinuó pozos semisurgentes de Colonia Valdense y Playas, para incorporar el servicio de agua potable al sistema de distribución de Nueva Helvecia, con la consecuencia de que se sumaron más usuarios a una misma fuente de suministro.
Técnicos de OSE, que visitaron el lugar, señalaron que, de no haber variantes en las probabilidades de lluvia, el suministro puede verse afectado en las próximas horas.
El Municipio comunicó, a la vez, que las aguas del Parque “Varela” no están aptas para uso recreativo.
La campaña “cada gota cuenta”, exhorta a no utilizar agua potable para riego, lavado de veredas, llenado de piscinas, principalmente en las horas de mayor demanda, desde el mediodía hasta últimas horas de la tarde.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí