El ministro de Ambiente, Robert Bouvier, instó durante su presentación en el Segmento de Alto Nivel de la de la Conferencia sobre el cambio climático organizado por Naciones Unidas (COP28), a que los países desarrollados asuman su mayor responsabilidad en la crisis climática para concretar medidas urgentes y sustantivas para enfrentarla
En el marco de su participación en la COP28 que se realiza en Dubái, el representante del gobierno uruguayo alineó su discurso, durante el Segmento de Alto Nivel para Jefes de Estado y de Gobierno, a la consigna definida por la ONU para esta instancia que establece que la acción por el clima no puede esperar.
En este ámbito, Bouvier reiteró la postura de Uruguay al destacar que en nuestro país “a asignado prioridad política a las acciones de adaptación al cambio climático y por ello se han realizado enormes esfuerzos de planificación para contar con planes enfocados en el sector agropecuario, ciudades e infraestructuras y en la zona costera, todos ellos alineados a la Política Nacional de Cambio Climático”.
En ese sentido, Uruguay se presenta como un país en donde las políticas y acciones climáticas nacionales se abordan a través del Sistema Nacional de Respuesta al Cambio Climático, un espacio que funciona de forma continua y consolidada desde el año 2009 y que se fortalece a partir de la creación del Ministerio de Ambiente en el año 2020.
El ministro de Ambiente reiteró la apuesta del país a contribuir en la mitigación del cambio climático: “Uruguay cuenta con un trabajo interinstitucional que es ejemplo a nivel mundial y que ha permitido la emisión de un bono soberano asociado a indicadores
ambientales y la concreción de un préstamo junto al Banco Mundial que vincula la tasa de interés al cumplimiento de objetivos climáticos”.
Este fuerte y ambicioso compromiso nos posiciona como “un país pionero en la implementación de medidas tempranas de mitigación, alcanzando porcentajes mayores al 95% de renovables en la matriz eléctrica, y a través de políticas que fomentan la producción agropecuaria cada vez más sostenible, protegiendo a los ecosistemas naturales, la biodiversidad y los suelos de la erosión”, sostuvo Bouvier.

En las distintas cumbres, Uruguay ha suscripto diversos acuerdos para reducir las emisiones y generar acciones en pos del cuidado del ambiente, y ha actuado en consecuencia a partir de esos compromisos. A pesar de esto, el ministro de Ambiente,
reclamó la necesidad de contar con el apoyo de los países desarrollados para afrontar estos desafíos, “continuamos preocupados con la falta de implementación de las metas financieras de los países desarrollados según la Convención y el Acuerdo de París. Esto genera un impacto negativo en la capacidad de los países en desarrollo de implementar sus políticas y planes nacionales de cambio climático”.
En ese sentido, Bouvier recordó que Uruguay se ve afectado por el cambio climático y que las acciones del país, que han llevado a esta crisis climática, son marginales: “el desafío es grande, la necesidad de mayor acción es urgente y persisten desafíos muy relevantes que deben ser atendidos, promesas que deben ser cumplidas, particularmente para los países en desarrollo”.
“El principio de responsabilidades comunes pero diferenciadas es piedra angular de la Convención y del Acuerdo de París, y también debe serlo en esta Conferencia. Compartimos responsabilidades, pero no todos tenemos el mismo grado de responsabilidad”, sentenció el jerarca.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí