Campaña 2024 de sensibilización e información a la población sobre los problemas que causa en la salud el uso de cigarrillos electrónicos, conocidos también como vapos, vaporizadores, vapers, vapeadores y otros. La misma se dirige en particular a jóvenes y también a población en general a nivel país.

La Comisión Honoraria de Lucha Contra el Cáncer que viene trabajando desde 1994 en la promoción de los ambientes libres de humo de tabaco y la prevención de los cánceres tabaco dependientes, en los últimos años se ha sumado un trabajo informativo y educativo sobre el problema del uso de estos dispositivos que contienen nicotina y otras sustancias tóxicas y cancerígenas.

En este 2024, las siguientes organizaciones que promovemos la implementación de las Políticas de Control de Tabaco y Nicotina nos planteamos aunar esfuerzos y realizar esta campaña colaborativa: Organización Panamericana de la Salud, Ministerio de Salud Pública, Fondo Nacional de Recursos, Junta Nacional de Drogas, Hospital de Clínicas, Comisión Honoraria de Lucha Contra el Cáncer, Comisión Honoraria para la Salud Cardiovascular, Sociedad Uruguaya de Tabacología, Federación Médica del Interior, UTE y Alianza para las Enfermedades No Trasmisibles. La agencia de publicidad Publicis Impetu aportó su trabajo de creación e implementación de la campaña “LOS COLORES DEL DAÑO” de manera totalmente honoraria.

La campaña se difundirá en Uruguay a través de redes sociales con foco en los cigarrillos electrónicos, ya que con gran preocupación se ha identificado que cada vez son más los niños, niñas, adolescentes, jóvenes y adultos que consumen estos productos, desconociendo el alcance de sus múltiples daños.

Consideramos importante esta iniciativa ya que existe un evidente engaño y manipulación por parte de los fabricantes que plantean su supuesta inocuidad y los presentan con atractivos sabores, colores, diseños y tecnología alineada a la estética juvenil.

Información acerca de los Sistemas Electrónicos de Administración de Nicotina (SEAN) también llamados cigarrillos electrónicos, vapos, vaporizadores, vapers, vapeadores:

. Vapear genera adicción.
. Usar cigarrillos electrónicos no sirve para dejar de fumar.
. Está prohibido vapear en espacios públicos cerrados.
. Cuando se vapea se emiten sustancias tóxicas y cancerígenas.
. Los desechos de los cigarrillos electrónicos aumentan la contaminación ambiental
. No está demostrado que vapear tenga menos riesgo que fumar.
. Está demostrado que vapear aumenta el riesgo de infarto agudo del corazón, accidente cerebro vascular (ACV) y enfermedad pulmonar aguda y crónica.

El llamado es a mantener el compromiso y la colaboración entre todas las organizaciones interesadas en la salud de la población ya que es un momento clave para abordar el problema del vapeo de manera efectiva.

#LosColoresDelDaño

SUMATE Y CUIDATE VOS TAMBIEN, siguenos en las redes facebook, Instagram y canal YouTube

Área de Educación Poblacional: 2402 08 07 interno 117

areaeducacion@comisioncontraelcancer.com.uy

Lo que la evidencia científica nos aporta:

Los SEAN (sistemas electrónicos de administración de nicotina), ENDS (de la sigla en inglés: Electronic Nicotine Delivery Systems), también llamados cigarrillos electrónicos (CE) tienen múltiples denominaciones populares: vapo, vaporizadores, vapeadores, e-cigarettes, o directamente son conocidos por sus marcas comerciales (Juul, Vaporesso, Joyetech, Bali, Puff Bar y miles más)

Su popularidad ha aumentado dramáticamente en los últimos años, basada en la falsa creencia de su inocuidad, en la diversidad de sabores y colores de los dispositivos que desempeñan un papel importante en el atractivo para los jóvenes. Ha generado particular preocupación el aumento del uso en niños, niñas, adolescentes y adultos jóvenes, revirtiendo décadas de disminución de la dependencia a la nicotina en los usuarios de tabaco combustible (1). 

El SEAN calienta y vaporiza un líquido, cuyos ingredientes básicos: propilenglicol y glicerol vegetal son tóxicos celulares. Además contiene saborizantes y otros compuestos químicos entre los cuales se detectaron tóxicos y carcinógenos; en general también tienen nicotina, derivada de sales de nicotina que se agregan al líquido. Su calentamiento genera un aerosol blanquecino que es vapor de glicerina, que contiene gran cantidad de productos químicos, entre ellos, el acetaldehído, el formaldehído y la acroleína (herbicida); estos tóxicos contribuyen a provocar enfermedad cardiovascular (ECV) y enfermedad pulmonar aguda y crónica (2,3,4,5).

La revisión nacional realizada por Llambí y col. sobre el tema, concluyó que existen riesgos para la salud a corto y largo plazo para el consumidor, así como para los que inhalan sus emisiones en forma pasiva. No se ha demostrado como método efectivo para contribuir en la cesación del consumo de tabaco, pudiendo perpetuar el consumo dual de SEAN y tabaco combustible, manteniendo la adicción por la nicotina, así como iniciar el consumo en jóvenes y favorecer la recaída de exfumadores (6).

Con respecto a los efectos a nivel pulmonar, el uso de SEAN en adolescentes y adultos se asoció con el aumento de reactividad de las vías respiratorias, mayor prevalencia y exacerbación del asma, mayor incidencia de enfermedades respiratorias y agravación de los síntomas en individuos con enfermedad pulmonar obstructiva crónica, así como factor desencadenante de bronquiectasias (7).

Hay evidencia sustancial que el uso de SEAN produce estrés oxidativo y disfunción endotelial, alteraciones estrechamente relacionadas con el desarrollo de la aterosclerosis y enfermedades cardiovasculares; por lo que estas personas están más expuestas a padecer infarto agudo de miocardio y enfermedades cerebrovasculares (8).

Gran cantidad de fumadores utilizan el cigarrillo combustible (CC) y los SEAN en forma concomitante. Se ha encontrado que estos consumidores “duales” tienen mayor riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares que los que consumen un solo tipo (9).

La Organización Mundial para la Salud (OMS) plantea que los SEAN son especialmente peligrosos para los niños, niñas y adolescentes La nicotina es un producto muy adictivo y el cerebro continúa en desarrollo hasta pasados los 20 años. Los SEAN aumentan el riesgo de cardiopatías y afecciones pulmonares, siendo riesgoso también para mujeres embarazadas, ya que puede perjudicar el desarrollo del feto. Plantea su preocupación sobre la comercialización de estos productos cuya difusión incluye información falsa o engañosa sobre supuestos beneficios a la salud y eficacia para ayudar a dejar de fumar (10).

Finalmente, es importante recordar que, en nuestro país, alineado a las recomendaciones del Convenio Marco de la OMS para el Control de Tabaco del cual Uruguay es país firmante, está prohibida la comercialización e importación de SEAN, su uso en espacios cerrados y la publicidad y promoción de estos productos.  

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí