El pasado sábado 8 de junio, la Bodega Turística Los Pinos llevó a cabo su primera experiencia inclusiva, dedicada en esta ocasión a integrantes de la comunidad sorda. Este evento pionero fue fruto de un esfuerzo conjunto entre la Bodega y sus anfitriones, Mirta y Julio, quienes contaron con el inestimable apoyo de Nory.

El evento también contó con la colaboración de Andrés Garibotti, intérprete de lengua de señas y guía departamental de turismo, así como de Jessica Frías y Elisa Bertinat de Tour Nativa, quienes impulsaron, coordinaron y difundieron la propuesta. La promoción de esta iniciativa se extendió a todo el país, atrayendo a visitantes de todas las edades desde Montevideo, Colonia y Minas.

“Lo que comenzó como una idea lejana cuando iniciamos nuestras actividades turísticas en 2019, ha ido ganando fuerza gradualmente y hoy se ha convertido en una realidad tangible”, destacaron los organizadores. Aunque la Bodega Turística Los Pinos ya había explorado el turismo inclusivo en el ámbito gastronómico, gracias a Damian Vaz de Posada Britópolis, con propuestas para celíacos, diabéticos y vegetarianos, esta jornada les ha abierto la puerta a una nueva manera de hacer turismo.

“Vivimos esta jornada con inmensa gratitud, dejando en nosotros nuevas vivencias, emociones y aprendizajes”, afirmaron. Con la firme convicción de seguir avanzando en nuevas propuestas, reiteraron su compromiso con el turismo inclusivo como eje central de su misión.

La Bodega Turística Los Pinos agradece a todos los que hicieron posible esta jornada y reitera su intención de continuar trabajando para ofrecer experiencias inclusivas y enriquecedoras para todos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí