Durante varios años funcionó en el Círculo Católico de Obreros de Nueva Helvecia, -en lo que hoy es el Cine Helvético-, un espacio cultural, -bajo la doctrina social de la Iglesia- en el cual se proyectaban películas mudas, acompañadas “por una hábil pianista (Julia Thielman), aprovechando el hermoso piano, galantemente cedido por el Párroco de nuestra ciudad, el Sr. Carlos Betti.”

La Comisión de la Liga de Damas Católicas, encargada de administrar el espacio cultural, apuntaba también a espectáculos artísticos, teatrales, entre ellos cuadros alegóricos y monólogos, como publicaba HELVECIA en aquellos años.
Hacemos un repaso de una de estas publicaciones con fecha 21 de enero de 1915 que refiere a la organización de “Una gran velada”que se relizaría el 6 de febrero, con el propósito de arreglos del local social y el dotar de una baranda al “Petit Teatre”, por inicitiva de la Comisión de la Liga de Damas Católicas, conformada por las señoritas Presidenta Casilda B. de Sayagués Laso; Vicepresidenta, Benigna R. de Prieto; Secretaria, Ana María Nocetti y Tesorera, Luisa G. Reisch. En publicación del 11 del mismo mes, HELVECIA se refiere a tan importante evento: “El éxito ha coronado ampliamente los esfuerzos de la comisión organizadora de la gran velada a beneficio del Círculo Católico, que tuvo lugar en el salón del mismo el 6 del corriente.
Todos los números del programa han sido tratados fina y delicadamente por sus intérpretes. Entre los más notables destácase en la partitura Schumann la señorita Luisa G. Reisch, y el joven Francisco Beda, la niña Maruja Prieto, con el monólogo “Chiquita y Bonita”, la señorita Natalia Piquerez y Sofia Mendaña, bien, en la partitura de “Marí-Marí.
Un número interesante y agradable ha sido el tango bailado por el núcleo infantil, con sus trajecitos vistosos y sus caritas alegres y encantadoras. La parte de cinematografía ha sido lo que se esperaba: selecta y amena dentro de la variedad anunciada”.

Entre los habitués de la época se destacan la familia Nollenberger, Zanelli, Zerpa, Salle, Vallarino, Wibmer, Andreoli, Schmid, Chardoney, Piquerez, Willebald, Delfino, Germano, Rode, Gugelmeier, Roth y Greising entre otros.

Paralelamente al Biógrafo del Círculo Católico de Obreros, en el Hotel Suizo de Andrés Leicht, se proyectaban también películas de la época bajo la denominación del Biógrafo Ideal, aunque más de una vez debió “suspender la temporada invernal debido al mal estado de los caminos”.

En edición del 19 de enero de 1916, HELVECIA se refería al pionero del séptimo arte en la región:

CINE HELVÉTICO, PRÓXIMA APERTURA.
Muy próximamente empezará a funcionar en el Círculo C. de Obreros la nueva empresa de cinematógrafo Nemer, la cual se propone exhibir cintas de lo más escogido y selecto, igual a las que obtienen mejores éxitos en la capital. El señor Abraham Nemer, que es un espíritu progresista, al tomar a su cargo el biógrafo citado, en primer lugar ha ordenado la ejecución de algunas obras importantes en el salón, y en segundo, se propone, cuando estén terminadas, dar funciones todos los días feriados, con los films más novedosos de Montevideo, que de seguro llamarán la atención por la hermosura y el gusto que para esta clase de espectáculos tiene el señor Nemer. Con éstos propósitos fácil es presumir el éxito que obtendrá el Cine Helvético, y sobre todo presentando cintas que aquí serán estrenos”.
Gracias al repaso del archivo histórico podemos llegar a la conclusión de que el Cine Helvético se inaugura el sábado 29 de enero de 1916 y no el 15 de enero de 1915 como se lee en varias publicaciones históricas, incluso el propio Cine festeja hoy su aniversario en esa fecha.

El miércoles 26 de enero de 1916, HELVECIA publicaba:

CINE HELVÉTICO, SU INAUGURACIÓN.
Con la suntuosa película La historia de un imperio o La Epopeya Napoleónica se inaugurará el sábado (29) la nueva temporada de biógrafo a cargo de la empresa Nemer”.
Desde diciembre de 1915 a febrero de 1916 se publicó también un edicto donde se daba aviso “a los señores accionistas que debido a la resolución adoptada en asamblea del 19 de diciembre de 1915 se ha hecho entrega en forma a la Comisión directiva del C.C. Obreros de los derechos a las máquinas, útiles e instalaciones del mencionado biógrafo la que abonará a los señores accionista el 50% del valor de las acciones que se presenten a cobro, con el Tesorero del Círculo Don Celestino Maglia dentro del término de 90 días…”
Estas publicaciones marcan entonces dos hechos más que importantes para la colonia suiza, la primera, la difusión de una imagen que hasta el momento no era públicamente conocida donde se observa la fachada del viejo Círculo Católico de Obreros que luego pasaría a ser el actual Cine Helvético -reformado en el año 1955-, y segundo, se reescribe parte de la historia del Cine, y deja en claro la fecha de su inauguración, el sábado 29 de enero de 1916 y no el 15 de enero de 1915.

P.C.

Foto Cine: Cortesía Marco Bottoni – Parroquia de Nueva Helvecia.
Datos Cronológicos: Archivo HELVECIA

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí