La dirección y administración del diario HELVECIA se embarcó este año en el enorme emprendimiento de digitalizar su centenario periódico; ofreciendo una joya histórica que estará al alcance del público, descendientes de colonos, genealogistas e investigadores históricos. Periódicos como Helvecia es lo que ha puesto a Nueva Helvecia en un lugar especial; la riqueza histórica sobre su gente, sociedad y economía no existe en otros pueblos y ciudades donde se ha perdido la identidad que en algún momento los unió, debido a la falta de publicaciones semejantes a este medio de comunicación.

Nueva Helvecia a sido bendecida a través de su trayectoria por grandes escritores que han dejado su marca como el Dr. Juan Carlos Wirth, Juan Werner Berger, la maestra Sonia Ziegler, el profesor Omar Moreira y otros de igual calibre. Pero no existe mayor valor histórico que leer las fuentes primarias como las que se encuentran en el diario HELVECIA. Allí encontramos un mundo de información histórica de los habitantes que caminaron por las calles de Nueva Helvecia desde 1914. “El evento histórico fue uno solo, pero la historia depende del que la cuenta”. Muchas veces el historiador quiere soportar su argumento, pero por falta de evidencia se queda en eso, en un comentario o una hipótesis difícil de probar. Este es uno de los elementos que Helvecia ofrece, la posibilidad de verificar una hipótesis o un rumor que se transmitió por décadas sin poder ser aceptado o rechazado por falta de referencia.

En varias ocasiones este órgano de prensa a proporcionado información que ha sido imposible de conseguir por otros medios; incluso después de haberse examinado todos los archivos civiles, archivos eclesiásticos y los censos de la Colonia Suiza. Con un poco de suerte, estos documentos ofrecen nada mas que nombres, fechas y lugares. En los pocos años que se han digitalizado ya, entre 1914 a 1918 *, se ha encontrado información que solamente un periódico puede proporcionar.

El Sr. Pablo Cribari y su equipo han resucitado al diario HELVECIA con el mismo entusiasmo y energía que el primer director, Juan Werner Berger, o el primer administrador, Alberto D’Acosta en 1914, cuando el periódico abrió sus puertas por primera vez. Ellos tuvieron la visión de proporcionar información a los lectores de Nueva Helvecia y sus alrededores. Se han digitalizado ya 330 ejemplares (ver en archive.org) de los miles publicados por el diario HELVECIA durante sus casi 105 años de trayectoria. Lo que de por sí implica un gran esfuerzo considerando que hay que preparar la publicación de futuros ejemplares.

En las primeras publicaciones se encuentran las “Páginas Históricas”, un relato sobre la historia de Suiza empezando en 1273 y terminando en 1501; vista hace más de 100 años, lo que podría poner en duda la historia de Suiza escrita recientemente. En el ejemplar número 15 el Dr. Mauricio F. Langón empezó a publicar “Manual de Medicina Práctica al alcance de todos”. El que incluía recomendaciones médicas de varias enfermedades y síntomas para todos aquellos ciudadanos que no pudiesen conseguir atención médica inmediata. Se podría estar en desacuerdo con algunos de los tratamientos si se compara a la medicina modera, pero no podemos quitarle mérito a un médico que atendía a paciente todos los días de la semana incluyendo domingos y feriados. Además, dedicaba todos los jueves por la tarde a pacientes pobres que no podían pagar la consulta; algo que la práctica médica ha dejado de hacer desde hace años. Desde el primer ejemplar se habla de la preocupación de los habitantes de la colonia suiza por el mal estado de sus calles y caminos; al mismo tiempo que se preguntan ¿cómo es posible que la Intendencia de Colonia no prestara atención a la zona más productora del departamento? Toda la discusión es hecha sin politizar, ni siquiera se menciona el nombre del intendente o su partido político. También podemos observar el deseo de votar de la mujer en 1914, décadas antes que la mujer pudiese votar en Suiza, lo que se hizo oficial en 1971.

El proyecto de digitalización del diario HELVECIA es costoso, se han recibido donaciones de la Embajada Suiza, del Hotel Suizo, de la Sociedad de Fomento Colonia Suiza, de Petrobras Nueva Helvecia y del propio Municipio. Estas donaciones han podido cubrir la primera etapa del proyecto, desafortunadamente no se han recaudado suficientes fondos como para llevar a cabo la segunda etapa. Esta segunda etapa es quizás la más interesante porque cubre dos guerras mundiales y noticias de padres y abuelos de los habitantes actuales de Nueva Helvecia, Cufré, Ecilda Paullier, Rosario, la Colonias Española, la Colonia Cosmopolita y otros poblados de la zona.

Altamente recomiendo la digitalización del periódico Helvecia por su gran valor histórico, pero también por su valor emotivo para aquellos que descendemos de sus protagonistas.

Por Marice Ettlin Caro (Historiadora neohelvética, residente en EE.UU.)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí