“Igual que en la vidriera irrespetuosa, de los cambalaches,
se ha mezcla’o la vida…”

LA EDUCACIÓN EN EL EJÉRCITO
Como es sabido, el Ejército ha iniciado un proceso de revisión del pasado reciente con fines educativos. La institución pretende crear material de estudio sobre el período 1958-2020 con una visión «amplia, integral, objetiva y plural”.
El hecho da lugar para poner en el tapete no esa revisión, sino lo que es la educación que se imparte a los futuros conductores de nuestras Fuerzas Armadas.


En una nota al Historiador Álvaro Rico en BRECHA, dice el entrevistado:
“El período que se proponen abordar comienza cuando despunta la crisis en Uruguay. Por lo poco que sabemos hasta ahora, la propuesta tiene un objetivo limitado pero referido a la enseñanza de los propios militares. El propio Comandante Gerardo Fregossi, dijo que durante todos estos años el manual de formación en las escuelas era ‘Testimonio de una nación agredida’. Entonces, no es posible que los propios comunicados de prensa de la dictadura y los informes de inteligencia constituyan el libro de cabecera de la formación cívica, política y social de personas con un rol tan relevante. Sin duda, se tendrá que hacer mucho para emprolijar ese sistema de enseñanza, pero también porque no se hizo nada –ni siquiera en los gobiernos del Frente Amplio– en cuanto a otro tipo de formación.”

SOLUCIÓN
Dos amigos se encuentran después de años sin verse.
– ¿Y? ¿Qué es de tu vida?
– Me casé, me separé y ya nos repartimos los bienes.
– ¿Y los niños?
– El juez decidió que se quedaran con el que recibió más bienes.
– Entonces ¿se quedaron con la madre?
– No, se quedaron con el abogado.

RETAZOS DE LA HISTORIA
LOS DESTERRADOS DE LA BARCA “PUIG”

(…) Lo cierto es que la cosa venía en serio. Inmediatamente colocado Varela en su puesto de poder, tomó una decisión impactante. Dictó una orden de arresto y destierro para los más destacados principistas. (…)
Los colocaron en una barca –la “Puig”– y los exiliaron, los alejaron lo más posible del país. Julio Herrera y Obes, José Pedro Ramírez, Juan José de Herrera, Agustín de Vedia, Aureliano Rodríguez Larreta, Juan Ramón Gómez, Ricardo, Fortunato y Eduardo Flores (los hijos del extinto caudillo), Carlos Gurméndez, Octavio Ramírez, Osvaldo Rodríguez, Cándido Robido y Anselmo Dupont.
La barca debía dejar a los rehenes en Cuba. Eran verdaderos prisioneros, 25 soldados los vigilaban. Pero Cuba (todavía colonia española) no los dejó desembarcar y debieron seguir hacia Estados Unidos.
En el puerto de Charleston, José Pedro Ramírez, a la sazón abogado del Banco Comercial, cobró un giro de 500 libras esterlinas. Terminó, naturalmente, proveyendo de pasajes a sus conciudadanos y amigos.
Otro fue el destino de los 25 soldados, que quedaron librados a su suerte en Norteamérica, sin que nadie les echase una mano. Relata Agustín De Vedia sus avatares:
¿“Los veinticinco soldados de la barca Puig, casi todos en trajes harapientos, diseminados en las calles de Charleston, no tardaron en ser causa de escándalo y en caer bajo la represión de la justicia”. ¿Qué habrá sido de estos 25 soldados orientales? Agustín de Vedia nos da la respuesta: “Algunos de estos desgraciados fueron condenados a trabajos públicos en una isla, distante algunas millas; otros andaban por las calles implorando la caridad pública”.

Por  HAIG ANDONIAN   Publicado en Ciclo de Conferencias año 2010
En www.histarmar.com.ar Historia y Arqueología Marítima

SABIDURÍA DE LA DIVORCIADA
Ella se pasó el primer día empacando sus pertenencias en cajas y maletas. El segundo día, vinieron  los de la mudanza a buscar las cosas. El tercer día se sentó por última vez en su bello comedor a la luz de una vela, puso música suave y festejó con medio kilo de camarones, un pote de caviar y una botella de agua mineral.  Cuando terminó, se paseó por cada habitación y depositó dentro de cada uno de los tubos de los cortineros, las mitades de los camarones a medio comer, remojados en caviar. Después limpió la cocina y se marchó.
Cuando el marido volvió con su nueva novia, todo era amor y felicidad. Pero día a día comenzó un extraño mal olor en la casa. Ellos limpiaron, airearon, hicieron de todo para quitar el mal olor. Se chequearon los ductos del aire por roedores u otros animales muertos, se lavaron las alfombras y colgaron ambientadores de aire por doquier. Se cambiaron las alfombras, por lo que tuvieron que irse a un hotel por varios días. Nada funcionó. Los amigos dejaron de venir, los trabajadores se negaron a trabajar y hasta la señora de servicio se fue. Y finalmente se tuvieron que mudar.
Un mes después, aunque rebajaron el precio a la mitad nadie quería comprar la apestosa casa. Así que pidieron un préstamo para comprar otra casa. La ex-esposa llamó al hombre y preguntó cómo iban las cosas. Él le contó la historia de la casa que estaba pudriéndose. Ella escuchó educadamente y le dijo que ella extrañaba su casa vieja y estaría deseosa de llegar a un buen acuerdo a cambio de volver  a la casa. Pensando que su ex-esposa no tenía idea de cómo olía de mal la casa, él estuvo de acuerdo en un precio que era aproximadamente la décima parte de lo que la casa costaba, con la condición de firmar de inmediato. Ella aceptó y en una hora firmaron los documentos. Una semana después el ex y la novia sonreían viendo cómo la mudanza partía con sus muebles para la nueva casa, y para embromar a la ex  ¡¡¡se llevaron hasta los cortineros!!!

¿VERDAD?
Un analfabeto será aquel que no sepa dónde ir a buscar la información que requiere en un momento dado para resolver una problemática concreta. La persona formada no lo será a base de conocimientos inamovibles que posea en su mente, sino en función de sus capacidades para conocer lo que precise en cada momento
Alvin Toffler

LA DEL ESTRIBO
Prefiero un vicio tolerante a una virtud obstinada.
Moliere

LA YAPA
Hay que ser feliz aunque sea solo por molestar.
Joaquín Sabina

raddyleizagoyen@gmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí