Una vez más llegan noticias desalentadoras respecto a la solución de un problema de larga data: la reiterada manifestación de la imposibilidad de construir un puente en Picada Benítez que permita hacer uso en todo momento de la carretera que conecta con la ruta N°2, o sea con buena parte de la extensa zona rural adyacente a Nueva Helvecia, con el norte del departamento de Colonia y con el litoral.

Cada vez que el cielo nos regala unos chaparrones se publican, como prevención, los lugares a nivel nacional donde no hay paso. Uno de los primeros es siempre el de la ruta N° 61, que cruza allí –o pretende hacerlo– el río Rosario.

Verdaderamente, ese es un recordatorio que a nadie satisface en mi querida ciudad. Es la negación constante y pública de una negación demasiado frecuente. Es una negación histórica que traté de hacer visible en uno de mis libros, publicado en julio de 2016. El Rosario no permite pasar por allí desde el siglo XIX. Las noticias de este problema aparecen registradas en el primer Libro de Sesiones de la Comisión Auxiliar de Nueva Helvecia en el año 1882.

¿Es posible que ninguna autoridad gubernamental sea capaz de comprenderlo ni habiendo llegado al siglo XXI?

Sonia Ziegler – Maestra e Investigadora

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí