El 11 de mayo se conmemora el Día Nacional de la Resucitación Cardíaca. Es una fecha para reafirmar la importancia de las maniobras de resucitación cardíaca, que pueden salvarle la vida a una víctima de muerte súbita.

En 2013, según la Ley Nº 19.077, se estableció la conmemoración de esta fecha para promover la concientización sobre el tema a toda la población uruguaya. Además, determina que la Comisión Honoraria para la Salud Cardiovascular y el Consejo Nacional de Resucitación son las instituciones responsables de implementar actividades de enseñanza de las maniobras de resucitación.

Este año, el lema para la fecha es «También en pandemia, tus manos pueden salvar vidas». Con este se busca resaltar la importancia de continuar realizando maniobras de resucitación cardíaca adaptándonos al contexto de pandemia, lo que implica introducir acciones para minimizar la transmisión del SARS CoV-2 y generar la protección de todas las personas involucradas. 

En Uruguay, una de las primeras causa de muerte es la cardiovascular y un alto porcentaje de estas son por muerte súbita del adulto (paro cardíaco de presentación brusca e inesperada). La mayoría de estas suceden fuera de hospitales: en hogares, en lugares de trabajo o espacios públicos. Esta situación puede ser evitable a través de la prevención de los factores de riesgo cardiovasculares, y en caso de producirse, si se inicia rápidamente la cadena de supervivencia, bien planificada e implementada, las chances de supervivencia sin secuelas aumentan drásticamente, de menos de 6% a más de 50%, (incluso 74%,  en programas de acceso público a la desfibrilación automática). 

Estos datos evidencian lo fundamental que es la comunidad en la cadena de supervivencia, como testigos presenciales, teniendo que iniciar de manera inmediata las primeras medidas: reconocimiento del paro cardíaco, llamar a una ambulancia y pedir DEA (app CERCA), realización de masaje cardíaco y uso del DEA y termina con la asistencia de una emergencia móvil.

La resucitación cardíaca en pandemia

El procedimiento para realizar un masaje cardíaco, sin que implique riesgo epidemiológico ante las condiciones sanitarias que impone la pandemia del COVID-19, es el siguiente:

  • Cuando se evalúa a una persona que no responde, no realizar la maniobra  «miro, escucho y siento»: solo mirar si esta respira normalmente.
  • Procurar cubrir la boca y la nariz de quien resucita y de la víctima con un tapaboca o prenda de ropa, lo cual reduce la diseminación del virus durante el masaje cardíaco.
  • Evitar la respiración boca a boca. Se recomienda la resucitación sólo con las manos en caso de muerte súbita del adulto. En el caso de paro respiratorio como suele ser frecuente en niños, tomando en cuenta que la mayoría de los testigos presenciales suelen ser integrantes del hogar o cuidadores (por tanto con exposición previa al SARS-CoV 2 si la víctima está infectada), es probable que estén dispuestos a realizarla.
  • La utilización del desfibrilador externo automático (DEA) no implicaría ningún riesgo biológico para los rescatadores, y junto con el masaje cardíaco va a darle a las víctimas de muerte súbita las mejores chances de supervivencia.
  • Al terminar la intervención, lavarse las manos tan pronto como sea posible o desinfectarlas con alcohol al 70 %; y consultar con el prestador de salud para asesoramiento sobre lavado de su ropa, higiene personal, cuidado de salud y eventuales controles posteriores.Desde la Comisión Cardiovascular, promovemos descargar y utilizar esta aplicación, que puede ayudar a salvar la vida de muchos uruguayos.En 2015 la Comisión Cardiovascular creó la aplicación CERCApara que se pueda reaccionar lo más rápido posible y localizar el desfibrilador externo automático más cercano de forma sencilla. La aplicación también permite a cualquier usuario contribuir a reportar nuevos DEA para actualizar la base de datos en Uruguay.La aplicación móvil está disponible para los sistemas operativos Android e iOS.Descargar CERCA para AndroidDescargar CERCA para iOS

Créditos de la Nota: Comisión Honoraria para la Salud Cardiovascular

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí