Este año se desarrollará la vigésimo séptima edición del Día del Patrimonio que organiza el Ministerio de Educación y Cultura
a través de la Comisión del Patrimonio Cultural de la Nación.
La figura que se homenajeará será la del escritor, periodista, dirigente político, ensayista José Enrique Rodó, cuando se recuerdan los 150 años de su nacimiento. El lema que marcará muchas de las actividades a nivel nacional será “Las ideas cambian el mundo”.

Las diferentes propuestas culturales combinarán la modalidad virtual y presencial, en la medida que lo permita la situación sanitaria.
En 2008, cuando el Día del Patrimonio homenajeó la figura de Carlos Vaz Ferreira, se acuñó algo más que una frase, se generó un concepto que define al país, que a su vez supone una responsabilidad. Aquella consigna fue “Uruguay, país de pensamiento”. En este año 2021, coincidiendo con el sesquicentenario del nacimiento de otro intelectual de
fuste, como José Enrique Rodó (1871-1910) se redobla la apuesta para generar un país lleno de ideas. Porque, desde lo más profundo de la historia de la humanidad, “las ideas cambian el mundo”, y es esta la consigna 2021 del Día de Patrimonio.
Uruguay es un país productivo y están claras cuáles son las bases
de su economía. Pero, no cabe duda que en el siglo XXI, en un mundo donde el conocimiento forma parte de las variables de desarrollo humano, el conocimiento y las ideas, forman parte de una realidad que hay que fortalecer día a día. Cada momento histórico tiene personajes que se destacan por el valor de sus ideas. Cada uno de ellos adecuado a su tiempo, pero cada momento, abrevando de los antecesores. Por este motivo, la responsabilidad de hoy, es honrar la memoria y el trabajo de mentes lúcidas como las de Carlos Vaz Ferreira, el propio José Enrique Rodó, José Pedro Varela, Emir Rodríguez Monegal, Arturo Ardao, Emilio Oribe, Alberto Methol Ferré o Pedro Figari, entre tantos.
Este año, a partir de la figura de José E. Rodó se proyectará su pensamiento hacia una gran variedad de áreas. En su corta vida Rodó generó espacios de discusión intelectual, bisagra, entre dos siglos, pero adelantándose a su tiempo y trascendiendo los límites del Uruguay de la época.
Ayudó a pensar a los de su tiempo y a las generaciones siguientes. Hoy sus ideas son estudiadas y valoradas en universidades y foros, tanto de Latinoamérica como de Europa.
Trabajó desde la literatura, la política, la filosofía, la crítica y el arte.
Siempre con una mirada original. Rodó y sus ideas forman parte de ese Uruguay, país de pensamiento. Ideas, que como tantas otras, cambian el mundo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí