La Cámara de Autotransporte Terrestre Internacional del Uruguay (CATIDU) la cual nuclea a 38 empresas de transporte de carga de bandera nacional, denuncia que el sector atraviesa una situación extremadamente vulnerable y peligrosa a la vez.

En ese sentido iniciaran próximamente una serie de contactos con los Ministerios de Transporte y Economía y las bancadas de los Partidos Políticos con representación parlamentaria, al tiempo solicitaran ser recibidos por la Comisión de Transporte del Senado para plantear la grave situación, la cual indican se viene informando al gobierno desde el año pasando.

El transporte internacional de Uruguay, que nuclea más de 10.000 trabajos directos e indirectos, tuvo un 30 % de pérdida del flujo de cargas durante la pandemia y compite todos los días con fuertes desventajas en la región por resoluciones no solo tomados por los gobiernos de Argentina, Brasil, Paraguay y Chile, también por resoluciones tomadas por el gobierno uruguayo. CATIDU también denuncia falta de controles a empresas uruguayas que trabajan en total informalidad.

“Además de una serie de variables que nos dejan fuera de competencia en lo que respecta a factores naturales, por ser Uruguay un país pequeño, con reducidas flotas a escala regional, con costos muy elevados en relación a las empresas extranjeras (salarios, impuestos, patentes y seguros). Hoy sumamos otros factores exógenos que causan un notable perjuicio a las empresas de bandera nacional.
Entre ellos nos referimos a una incertidumbre creciente por la volatilidad política y cambiaria de la región que nos genera importantes asimetrías de costos frente a empresas extranjeras y que día a día ganan una mayor porción del mercado.
Los argentinos vienen a Uruguay y cobran en efectivo los dólares, que después se llevan y les rinde mucho más del otro lado. A nosotros Argentina nos obliga a cobrar por transferencia bancaria en el mercado local y en moneda nacional, y posteriormente no es permitido girar la divisa a nuestro país de origen. Esto hace una gran diferencia en costos, a los argentinos les rinde mucho más el mismo viaje, por lo tanto, son más económicos y no podemos competir con sus precios’’, informó el Gerente General de CATIDU Gastón Landa.

La situación se viene denunciando a las autoridades desde abril del 2020, y en noviembre 2020 se trasladó una carta al Ministerio de Economía solicitando que se adopten medidas de inmediato y urgentes tendientes a preservar la viabilidad de las empresas uruguayas y los más de 10.000 puestos de trabajos directos e indirectos asociados a las mismas. En la oportunidad CATIDU no solo planteo el problema, si no que varias posibles soluciones.

“Creemos que existen herramientas de fácil y rápida implementación, las cuales solicitamos al MEF en nuestra nota sean tomadas en consideración, para simplemente acercarnos a una competencia un poco más equilibrada, no a igualarla ya que ello es casi imposible requiriendo de medidas muy profundas tendientes a fiscalizar la informalidad por un lado y a minimizar la desigualdad de costos por otro”, expresó el Gerente General de los transportistas internacionales uruguayos.

Las medidas esenciales y con implementación inmediata propuestas al Ministerio de Economía y que se pusieron sobre la mesa con distintos actores de gobierno fueron las siguientes:

– Que los fletes pagos en Uruguay a empresas argentinas deban ser cursados, indefectiblemente, a través de transferencia bancaria al país de origen, previa retención de los impuestos, por agente de retención designado o entidad financiera interviniente.
– Llevar a tasa 0 el IVA, que grava el tramo nacional de los fletes de importación, visto que las empresas extranjeras, en su gran mayoría evaden el IVA por el tramo que circulan en nuestro país. Dado que somos el único país de la región que grava con IVA los fletes.

‘‘Ya transcurrieron varios meses desde nuestra solicitud y sin tener respuesta alguna de las autoridades, solicitamos se tenga en consideración esta prioridad para las empresas de bandera nacional.
Nosotros estamos hace meses enviando soluciones a nuestros propios problemas, entendimos que la prioridad para las autoridades estaba en atender la situación sanitaria, pero ya no podemos sostener más la situación, a la que debemos sumar una gran informalidad dentro del territorio nacional.
Todas las soluciones que pensamos, no hacen ni más ni menos que beneficiar al estado uruguayo, ya que hoy se pierde mucho control al abonar a los argentinos en efectivo, con estas medidas, se puede controlar y fiscalizar de mejor manera, lo que sin duda representa mayores ingresos para el estado, es por eso que no entendemos, porqué esas medias aún no se han tomado.
Argentina, Brasil, Paraguay y Chile toman medidas regularmente para favorecer y fortalecer la competencia de sus propias empresas”, concluyó Landa.

La Cámara Autotransporte Terrestre Internacional del Uruguay – CATIDU -, es una asociación civil creada el dos de diciembre de mil novecientos setenta y uno, a instancias de un conjunto de empresarios que, con altura de espíritu y procedimiento, decidieron aunar esfuerzos para posicionar de la mejor forma posible a una actividad en la que si bien competían, lo hacían de forma circunstancial y los llamaba a actuar en conjunto sobre la base de grandes principios nacionales. Hoy es la Cámara de referencia del sector, tanto a nivel nacional como internacional.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí